martes, 11 de agosto de 2015

Sus dudas se repiten en mí

Vuelvo aquí, después de tanto tiempo, porque no sé de otro lugar al que acudir para expresar con total libertad lo que quiero decir. Y también, seamos sinceros, con la inmadura esperanza de que ella algún día lea esto.

Este verano me he estado acordando muchísimo de ella, pero desde hace unos días más de una semana se ha intensificado muchísimo. Si finalmente no lo he hecho es porque me he convencido de que le haría mucho más daño al volver a hablarle. 

El tiempo me está demostrando que es la persona con la que más he conectado hasta ahora y con quien más fácilmente puedo ser yo. Y me acepta y quiere.

Ahora estoy en un punto de mi vida que podría llamarlo crisis. Al haber casi acabado la carrera, tener un proyecto con YouTube tan prometedor, y no estar nada convencido de querer seguir estudiando más años no sé que hacer con mi futuro. Por otra parte, la necesidad de independizarme la noto más que nunca: no vivir más con mis padres y no tener problemas económicos.

Todo esto me recuerda mucho a las conversaciones que tenía con ella en las que ella tenía estos problemas y realmente la veía mal. Ahora la entiendo, al sufrirlo yo en mi piel. Realmente estoy convencido de que es la persona con la que mejor podría hablar para aclarar mis ideas en todo esto.

Pero la realidad es diferente, no puedo simplemente hacer eso. Entre ella y yo es imposible simplemente hablar, inevitablemente surge siempre algo. O los dos provocamos que surja algo de nuevo, y no me veo con voluntad para evitar eso si volviese a hablarle. Por eso callo. Porque sería repetir la historia otra vez. Yo no tendría problema en correr el riesgo, lo que disfrutaría por su compañía una vez más me merecería la pena si al final acaba la historia como siempre. Pero no puedo decir lo mismo por ella, no quiero hacerle más daño. Así que por ella tragaré con mis inquietudes y problemas.

La quiero, pero no de la forma que ella se merece.

Para acabar, dejo una canción de Marwan que he escuchado hoy y que ha sido el impulso final para escribir esto. Muy descriptiva de todo lo que somos. 

No hay comentarios: