jueves, 30 de diciembre de 2010

El miedo en la sociedad actual

Hola a todos. En primer lugar, felices fiestas a todos. Aunque para muchos la navidad sea una época hipócrita o consumista, si buscas en tu familia o amigos seguro que encontrarás en la navidad un buen momento para disfrutar con ellos. En segundo lugar, explicaciones de mi incluso menor frecuencia de publicación; es por dos razones principales, una es que mis principales seguidores activos (es decir, los que sabía seguro que leían y comentaban) han dejado mundoblogger (Cantnoy y Óiko), y la otra razón es que entre mis amigos más intimos hemos creado un blog privado en el que nos contamos nuestras cosas, por lo que la función que tenía este blog de lugar de desahogo se ha trasladado en gran parte al otro blog. Solución para esto: que los que me seguís leyendo os animéis a comentar, ya que a mí y a cualquiera anima mucho a escribir :P Y en último lugar, el motivo de esta entrada es que para un trabajo de Historia de la Psicología tenía que hacer una parte que trataba del miedo en la sociedad actual y, como no me he podido resistir, he puesto bastante de mi opinión personal respecto al tema, y he pensado en que podría ser de interés y por tanto aquí os lo dejo.

Sin más, os dejo con mi pequeño artículo. Que disfrutéis de las fiestas y el año nuevo!


Miedo en la sociedad actual

En la sociedad de hoy día, el miedo es algo que está en todos los países y ciudadanos del mundo. Es normal, ya que el miedo es algo propio del hombre y necesario. Pero cuando hablamos de miedo en nuestra sociedad en su mayoría de veces hablaremos de la parte no adaptativa del miedo, la negativa.

En el mundo occidental nos encontramos con manifestaciones del miedo en todas partes, siempre asociadas a un problema.

Muchas personas son capaces de aceptar condiciones laborales lamentables por el miedo a la miseria, a quedarse sin trabajo. O apoyar grandes campañas farmacéuticas por el miedo a una enfermedad rara que supuestamente amenaza con acabar con la mitad de la población mundial y que finalmente su repercusión es mucho menor que una enfermedad común.

Pero la que quizás es más destacable por su influencia es el miedo a personas diferentes por su condición física, ideológica, religiosa o sexual (xenofobia, homofobia…). Todos los días se sucede en alguna parte del mundo alguna guerra que, casi siempre junto a fines económicos, hay una clara distinción de sociedades. En los últimos años el llamado mundo occidental se enfrenta en pequeñas guerras con países de religión musulmana. Y es que la particular interpretación que hace un sector minoritario de esta religión crea el suficiente miedo en los políticos y en los ciudadanos como para justificar cualquier guerra en países de dicha religión; o que los ciudadanos musulmanes que viven en nuestros países sean tratados con desprecio y desigualdad por el ciudadano de a pie.

El miedo es el principal método para controlar a las personas. Los códigos penales de todos los países necesitan del miedo del delincuente en potencia hacia la pena para que finalmente no ejecute el delito. Los grupos terroristas utilizan más el miedo que el poder militar real para conseguir sus objetivos. El miedo de un niño a verse excluido del grupo de niños de su clase hace que dicho niño se comporte de una forma que por sí mismo no hubiera querido realizar.

En definitiva, el miedo de una persona a que suceda un hecho lleva a esa persona a cometer acciones y en general, llevar una vida que podría estar bastante lejos de lo que dicha persona podría desear en general. Así que quien controle el miedo de las personas, tendrá el control de las personas, dependiendo el control del mayor o menor grado de control de los diferentes miedos.

A cuanto menor miedo por lo que ocurra, más libres seremos, pero cuantos más miedos tengamos más sujeta a condiciones estarán nuestras vidas. Por eso, recibir una buena educación y nunca dejar de aprender cosas nuevas hace en las personas individualmente, y en la sociedad colectivamente que tengamos un mayor control sobre nuestros miedos, y por tanto una mayor calidad de vida.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Neruda

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.
Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía;
Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.
Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.
Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

sábado, 30 de octubre de 2010

Discapacidad (Parte II)

Pensaba actualizar mucho antes pero he estado bastante ocupado y no he tenido tiempo de escribir tranquilamente, como me gusta a mí, hasta hoy.

Para refrescaros la memoria, en la anterior entrada empecé a contar las experiencias que viví hace dos fines de semana en un cursillo que organizaba la universidad sobre discapacitados físicos y lesionados medulares. Así que si alguien no ha leído la entrada anterior y está leyendo esto le recomiendo que lea la entrada de más abajo.

Más concretamente me quedé hablando sobre una chica de 30 años aproximadamente que era lesionada medular y estaba contando como era su vida antes del accidente que la dejó en silla de ruedas. Y me quedé contando como cambió su vida por entonces.

Dijo una cosa que se me quedó muy marcada. "En vuestra vida siempre tened varios pilares sobre los que sosteneros, porque si se cae alguno como me pasó a mí, tener otros sobre los que sostenerte. No os centréis solo en la pajera o en lo profesional, intentad llevar todo lo que podáis hacia delante." Cuán cierto es eso, y menuda ostia mental me dio aquella mujer. Eso es lo que me ha ido pasando a mí últimamente, que me centraba solo en una cosa y cuando la perdí me derrumbé totalmente. Me motivó mucho a seguir trabajando por construirme fuertes y varios pilares como hago ahora. Ella, contó, que uno de los que había sido siempre un pilar, el deporte, creía que lo había perdido por completo, pero cómo le revitalizó descubrir todo un mundo nuevo en el que poder hacer deporte pese a su lesión. La ilusión y felicidad con lo que nos lo contaba era muy contagiosa, fue ahí cuando realmente conseguí empatizar con ella y ver lo importante que era el deporte para su vida. Ahora tiene un marido y un trabajo que le gusta y que no le asfixia ya que tiene parte del día para ella. En definitiva, que aprendío a vivir mejor de lo que vivía antes.

Entonces con esto alguien puede pensar "¿entonces haber tenido el accidente ha sido bueno para su vida?" Yo no me atrevería a responder a esa pregunta, pero creo que no, porque ha tenido que sufrir mucho. No creo que ella piense en lo que le pasó como algo bueno para acabar como es ahora. Pienso que se vio entre la espada y la pared y se vio obligada a aceptar una serie de cambios en su vida que no entraban en sus planes, que aprendió muchísimo y le sirvió para mejorar en todos los aspectos de su vida.

Contó muchas más cosas pero ya no lo recuerdo con todo detalle. Recibió un fuerte aplauso por parte de todos y ya nos marchamos todos.

Al día siguiente tuve que ir a un punto de Murcia para coger el autobús que nos llevaría a los Alcázares, ciudad costera de la Región de Murcia donde hay un centro de alto rendimiento donde el deporte para discapacitados está totalmente implementado.

Por la mañana tuvimos una reunión de media hora en la que nos explicaron brevemente como hacen vela y otros deportes los discapacitados. Para vela hay barcas adaptadas para que no vuelquen, y lo hacen metiéndole mucho más lastre de lo normal a la base de las barcas, de tal manera que por mucho que se tambalee la vela antes de que se vuelque el mástil de la vela ha de partirse. Sorprendente. Luego, para que los discapacitados hasta pudiesen hacer vela solos tenían diferentes velas, dependiendo del grado de la discapacidad. Por ejemplo, hay algunos casos de lesionados medulares en los que no pueden mover nada de cuello para abajo pero sí que pueden mover el dedo pulgar de un pie, pues con este dedo mediante un pequeño joystick puede dirigir la vela. Con éste ejemplo además descubrí algo que me dejó alucinado, y es que, al contrario de lo que mi lógica me dijo, las lesiones medulares no tienen porqué ser íntegras desde el punto de la espina dorsal lesionado hacia debajo; más tarde me enteré de que hay personas que tienen sensibilidad en una pierna, o de rodilla para abajo, en fin, que hay muchas combinaciones. Otro ejemplo, el que me dio la impresión de que es el más común, es el de dijigir también con un joystick la vela con una mano. Y el ejemplo más llamativo de todos es el de los que no pueden mover prácticamente nada de sus extremidades, que aún así pueden dirigir una vela. ¿Cómo? Pues mediante una caja que se les pone en frente y que tiene varios orificios, la persona sopla sobre alguno de ellos y así determina la dirección en la que quiere que vaya la vela. Alucinante.

Tras la charla nos dirigimos a ver como varios discapacitados montaban en vela. Y poco después nosotros, los universitarios estuvimos toda la mañana haciendo actividades en la playa, vela entre ellas. Nos dividimos en varios grupos. Lo primero que hice fue piragüismo. Ya una vez en primero de bachillerato nos llevaron a hacer piragüismo, así que sabía como mover el remo y me manejé bastante bien (que tampoco es que tenga eso mucha dificultad, pero hizo que lo disfrutara aún más). Dimos un largo paseo por la playa, adentrándonos un poco al mar. Hicimos algún juego propuesto por el monitor; por ejemplo uno era ponerse de pie en la piragüa y remar. Yo lo intenté entre muchos y era extremadamente difícil mantener el equilibrió, y fue la causa de que me pegara un chapuzón. Y en fin, que me lo pasé genial, aunque en mi mente rondaba una duda "¿Qué tiene que ver esto con lo de los discapacitados? Vale que dentro del programa estaba puesto pero creía que haríamos todo esto con discapacitados". Me sentía un poco descolocado en ese aspecto.

Cuando se acabó el turno, la siguiente actividad que tocaba era vela. Pero surgió un problema, y es que al tener que esperar a mis compañeras de clase que no sé que estarían haciendo llegamos de los últimos y no había espacio para nosotros (¬¬) así que nos tocó irnos a la otra actividad. La otra era un juego para invidentes y deficientes visuales. Lo voy a explicar. Se juega en la arena, el campo era de unos 5 metros de largo por 10 de ancho, con lo cual cada campo era un cuadrado. Cada campo se dividía a su vez por la mitad horizontalmente, y los jugadores de cada equipo se repartían por cada mitad. Cuatro por equipo, de tal forma que son dos delante y dos detrás, frente a los otros dos delante y dos detrás del otro equipo. El balón era del tamaño de uno de baloncesto y con la particularidad de que llevaba cascabeles en su interior, así se localiza el balón por el ruido. Como en el fútbol gana el que meta más goles y para marcar hay que hacer pasar el balón por la linea final del campo contrario. Los jugadores no pueden salir de su medio cuadrado correspondiente y solo podían marcar los que estaban en el medio cuadrado más alejado del otro campo, con lo cual el balón para entrar tiene que hacer un largo recorrido. Además solo puede lanzarse el balón a ras de suelo para que así sonara, para ello se lanza y se juega en general de rodillas. A nosotros nos dieron un antifaz para que no viésemos, como es lógico. Y nos pusimos a jugar. No fue divertido, ya que había poco interés por la gente en jugar, mi equipo ganó 3 a 0 marcando yo todo (un dato que podría ser influyente es que el resto de jugadores tanto de mi equipo como del contrario eran todo mujeres, esos seres tan poco competitivos, ahí lo dejo xD).

Pero pese a que no me divertí mucho, este juego sí que le vi relación con las jornadas que estábamos dando sobre discapacidad. Yo personalmente no reflexioné mucho sobre ello, pero hablando con otras personas me dijeron algo que me hizo pensar: "yo en el juego este del balón lo he pasado mal porque no veía el balón ni me enteraba de nada de lo que pasaba, y me ha echo consciente de lo mal que lo tienen que pasar los ciegos".

El partido lo terminamos antes de que llegaran las velas, así que estuvimos esperando un poco. Cuando ya llegaron las velas volvimos a intentar subirnos, pero DE NUEVO se llenaron, y claro, estábamos de los útimos porque mi compi tenía que terminarse el cigarrillo!! Jaja xD En fin, tuvimos que esperar toda una ronda que por lo que nos dijeron iba a ser más corta y ya sobre la una y media del medio día subimos a la vela. Estuvimos hablando mucho todo el camino con la que llevaba la vela, y al parecer pese a ser los últimos éramos los que teníamos más suerte porque en toda la mañana había hecho aire y había que empujar mucho con los remos, pero en cambio en ese momento hacía mucho viento. Aquí disfruté más de las conversaciones que del propio hecho de ir en vela, ya que no hacía nada activo, solo estaba sentado y las poleas y el mástil lo llevaba la encargada de ello.

Cuando acabamos nos cambiamos de ropa y a comer.

Por cierto, la playa donde hicimos todas esas actividades estaba pegada a un camping en el que hace 6 años (yo con 13-14 años) tuve un campamento de verano, y al ver el edificio desde fuera lo flipé muchísimo, me costó asimilar que era ese sitio realmente y no que mis recuerdos estaban fallando. Me vinieron algunos recuerdos pero sobretodo sensaciones que tuve por aquel entonces, muchísima morriña, vamos xD Y es que ese campamento fue una experiencia en mi vida muy fuerte. Le eche fotos con el móvil y todo para enseñárselas a mi hermana ya que ella también fue a ese campamento. :P

Tras eso, otra vez nos reunieron en una sala para contarnos lo que íbamos a hacer el resto del día. Teníamos que hacer un pequeño trabajo sobre todo lo que habíamos aprendido en ese cursillo y que un portavoz del grupo lo expusiera a todos brevemente esa misma tarde; para ello, con cada grupo iría un discapacitado para hablar con el grupo, contarle su experiencia y demás. Yo me sentía muy mal ya que no sabía realmente qué era lo que había aprendido, sobretodo porque esa misma mañana no había hecho nada relacionado con el tema.

Pero antes de reunirnos los grupos para hacer el trabajo, algunos profesores y discapacitados empezaron a hablar sobre la realidad social de ellos mismos. Antes de que los propios discapacitados hablasen, el profesor insistió en que los alumnos diésemos nuestra opinión sobre el tema. No había iniciativa. Pero por fin alguien levantó la mano para dar su opinión: "Pues yo pienso que si de verdad se busca igualdad entre los discapacitados y el resto de personas no es necesario que tengan plazas de aparcamiento propias, que luego muchas de ellas no se utilizan y solo se hacen porque la ley lo obliga." Al poco levanta la mano otra "Contestando a lo que ha dicho ella, pienso que es necesario que sí que tengan porque tienen siempre muchas dificultades para salir del coche" Y ya la cosa se empezó a animar, saltaron algunas personas apoyando a la anterior. Luego saltó otro chico diciendo "a mi lo que me parece mal es que mucho dinero de nuestros impuestos, de lo que pagamos nosotros, se vaya para hacer rampas y todo eso de quitar las barreras arquitectónicas, porque nuestro dinero que tanto nos cuesta en impuestos se podría destinar a cosas que nos sirvieran a todos y no solo a unos pocos". Ahí ya el número de personas que saltaron a contradecir esa opinión fue mayor, sumándose a algunas contra la primera, como una mujer que dijo "pues yo, aunque haya una plaza de minusválidos libre y ninguna normal, yo prefiero darme 22 vueltas en mi coche a la manzana buscando una plaza de aparcamiento libre y dejando la de minusválidos a alguien que realmente la necesite, y luego poder salir de mi coche con mis dos piernas". Y ahí la masa aplaudió a esa mujer y su emotivo argumento. Luego, una chica dijo "Lo que yo no entiendo es porqué los discapacitados en la declaración de la renta tienen bonificaciones, porque ellos trabajan igual que nosotros, y además mucho del dinero de los impuestos se destina solo a ellos, pero en cambio ellos tienen que pagar menos impuestos, tienen un montón de cosas como el deporte que hemos visto en este curso todo subvencionado y demás." Y otra vez saltaron argumentos contra la chica. Y entre el murmullo generalizado por toda la polémica que se había levantado con ciertos comentarios, un chico que habló dijo lo siguiente "yo quiero contestar a algo que ha dicho ese de antes -se gira mirando y señalando al que dijo que le parecia mal que parte del dinero fuera a hacer rampas y demás- tengo que decirte que eres un EGOÍSTA! -gritando- y desde tu mente EGOÍSTA no puedes entender la situación que sufren estas personas -su cara mostraba muchísima ira, parecía que tenía ganas de pegar al otro chico- y tú que eres tan EGOÍSTA puede que algún día te pase algo así, y entenderás porqué toda esa gente necesita todo eso, EGOÍSTA". El ambiente estaba caldeadísimo, mucha gente se reía y otros se preocupaban de ver lo violento de ese comentario. El debate siguió un poco más, ya solo con opiniones en apoyo a los discapacitados.

Finalmente, el profesor que animó a que hubiese un debate, reveló que todas las personas que habían dicho argumentos contra los discapacitados son alumnos suyos y que a petición del profesor habían formulado esas preguntas para animar a que hubiese debate (y vaya si lo consiguió). Las risas se generalizaron sobretodo dirección al chico que gritó EGOÍSTA, el cual se le veía bastante avergonzado xD
"Pero efectivamente hay mucha gente de la calle que piensa así, y por eso he considerado importante que se debatieran estas cuestiones" dijo el profesor.

Así, a raíz de ello, un discapacitado habló y contó una realidad de su día a día. Un discapacitado para aparcar el coche tiene un grave problema, y es que necesita espacio en el lado del conductor para poder sacar la silla y salir del coche, así que todos los aparcamientos en batería (que el coche entra verticalmente, como en un parking de un centro comercial) no pueden usarlos ya que no tienen espacio para salir. Luego solo pueden aparcar en fila, pero pese a ello también existen dificultades, como que el lado del conductor, donde está el discapacitado, no debe estar pegado a la acera, porque la acera tiene cierta altura respecto al suelo y porque la maniobra de moverse del asiento del coche a la silla, la propia silla puede colarse por el hueco entre el coche y la acera. He de ahí la necesidad de que hayan aparcamientos para minusválidos y que sean tan grandes (los que lo son, porque algunos ponen que son para minusválidos pero son como los demás y lo hacen porque la ley lo obliga, olvidando que haciendo aparcamientos de minusválidos en batería no sirven de nada).

También otro contó que en su trabajo le presionaron tanto por recibir una bonificación en la declaración de la renta que se sintió culpable y no marcó la casilla de discapacidad 4 años. "Luego me di cuenta de que en realidad esa bonificación estaba ahí porque la necesitaba, porque un discapacitado tiene más gastos que cualquier persona normal, por ejemplo en un coche adaptado o una silla de ruedas".

Y más ejemplos muy relacionados con las controvertidas y preparadas preguntas que salieron en el debate.

Así, terminamos eso y cada grupo se reunió con el correspondiente discapacitado para hablar con él y hacer el trabajo. Para hacer el trabajo podíamos movernos por alrededor de todo el centro de alto rendimiento, así que fuimos al aire libre y comenzamos. El discapacitado que estuvo con nosotros resultó ser uno de los que más habló en la charla de antes, y cuando nos habló a nosotros nos encandiló. Era una persona que tenía totalmente superado su discapacidad, y que se había superado siempre día tras día, trabajando por sí mismo. Era un hombre de 63 años, pero su aspecto físico aparentaba 50, y mentalmente muchísimo más. Desde los 16 años ya se vio obligado a buscar trabajo, con lo que tuvo que madurar rapidísimamente para sobrevivir. Toda su vida se ha movido entre organizaciones sociales, no solo de discapacitados. Es una persona con una gran conciencia social. Poco a poco fue tomando más confianza con el grupo y nos contaba más cosas de las que hacía. Llegó a ser alcalde de su barrio (puesto que no sabía que existía), y que iba de casa en casa preguntando a la gente qué era lo que necesitaba y se lo presentaba al alcalde de la ciudad. Esto hizo que los ciudadanos se percataran de que si se movía podían conseguir lo que necesitaban de la alcaldía, creó conciencia social entre sus ciudadanos. Cosa que no gustó al alcalde de la ciudad y por ello al año le hicieron dejar el cargo. Nos animaba a que fuésemos conscientes de la realidad y que nos moviéramos, que fuesemos a las manifestaciones, eventos o lo que sea que haga falta para que los que mandan no campen a sus anchas. Que aunque consiguieramos una cosa (dio ejemplos suyos) que nos reveidicásemos para que no lo perdiéramos. Que estuvíeramos al tanto de lo que hace la ciencia: un hombre con 63 años estuvo debatiendo con nosotros sobre genética. Dice que ahora estaba jubilado, y que la mayor parte de su tiempo la pasa en su casa leyendo libros, que le encanta el conocimiento (y vaya si lo demostró) pero que aun así seguía recibiendo muchas visitas. Un hombre con una gran habilidad para hablar, y que consiguió encender en mi muchos de esos pensamientos dormidos que en ocasiones se despiertan puntualmente. Todo un gran ejemplo a seguir para mí en cuanto a conciencia social y de la vida en general, y por supuesto ejemplo de superación y de que una discapacidad física no tiene para nada porqué frenarte para conseguir lo que quieras en tu vida. "El hombre puede ser extraordinario" dice el anuncio de aquarius, y él era uno de ellos y me animó como pocos lo han hecho hasta ahora para autorealizarme en mi vida.

Tengo la sensación de que he contado pocos datos concretos sobre este hombre y más bien han sido todo alabanzas, pero tampoco recuerdo demasiadas cosas concretas, ya que mi estado de sorpresa constante hacía que solo extrayera las ideas fundamentales, arriba puestas.

Y como podéis imaginar, fue lo que más me gustó de todo el curso. Todos los de mi grupo comentaban cosas similares a las que os he dicho yo, y en la exposición creo que plasmamos bien esa conciencia social que hemos adquirido en el curso.

Al terminar de exponer, de noche y apunto de irnos me acerqué a Rafael, le estreché mi mano y le dije que es un gran hombre.

Y con todo lo que aprendí de las exposiciones, el debate generalizado que tuvo tanta controversia, testimonios de discapacitados y sobretodo el de Sofía y más aún de Rafael, el cursillo fue una de las experiencias que más sabiduría me han aportado en mi vida, de lo cual estoy muy contento y por ello quería compartirlo con vosotros.

domingo, 17 de octubre de 2010

Discapacidad (Parte I)

El viernes 15 y sábado 16 de octubre, hice un cursillo. En este cursillo trataba de la importancia del deporte en los lesionados medulares, y en los discapacitados físicos al fin y al cabo. Fue una experiencia de la que aprendí mucho más de lo que creería aprender y por eso quiero compartirla con vosotros.

Me apunté al curso, sinceramente, porque daban un punto para una asignatura de mi carrera: Psicología de las diferencias individuales. A otros les daban un crédito de libre configuración. El caso es que el curso costaba 40 euros y el punto fue lo que me motivó a hacerlo.

El viernes hicimos menos cosas, ya que solo teníamos por la tarde. Esta parte era en un salón de actos en Murcia, y comenzaron con una presentación formal y burocrática, vamos, nada de interés. Más tarde unos especialistas de cada una de las materias involucradas en los asuntos más importantes de lesionados medulares habló. El curso era para gente de trabajo social, enfermería, fisioterapia y psicología. Pues hablaron un especialista de cada uno de los tres primeros, del último no sé porqué no hubo y los de mi carrera lo echamos de menos ;.; Pero dijeron algunas cosas muy interesantes, aunque para mi lo importante es lo que aconteció después.

Cuando terminaron los especialistas, una lesionada medular apareció, y contó su experiencia. Yo sabía que eso existía, y me había echo por encima un poco a la idea de como sería, pero oírlo en primera persona realmente cambia mucho, así que voy a intentar contároslo como mejor recuerdo para que al menos tengáis las ganas de poder vosotros oír a alguien contar una experiencia así. Como la mayoría de personas con lesión medular, ella la sufrió tras un accidente de coche. Lesión medular. Le cambió toda su visión de la vida ver que de un día para otro no podía caminar. Los primeros días fueron horribles, no quería hacer nada en su vida, estaba completamente hundida. Pero no deprimida, ya que no podía. Tenía un novio, y al tiempo acabó dejándola; él le dijo que seguirían siendo amigos, y así fue, él le llamaba todos los días para preguntarle como le iba y él le contaba lo que había hecho ese día. En varias de esas conversaciones él le contaba "Pues esta mañana hemos hecho senderismo"; ella amaba ir de senderismo, es más, desde bien pequeña para ella el deporte era algo importantísimo en su vida, que le llenaba de vida. Antes de empezar a trabajar jugaba al baloncesto y otros deportes, pero su trabajo que le ocupaba todo el día (y el que por cierto le dejaba agotada)no le permitió seguir con él, solo los sábados seguía yendo de senderismo con sus amigos. Ahora para ella todo eso había acabado.

Tuvieron que trasladarla al hospital de Toledo, y su madre se fue a vivir allí para acompañarla. El apoyo de la familia fue muy grande. Su padre tenía que seguir en Murcia trabajando para pagar además el alquiler de su mujer, por lo que no podía ir mucho a ver a su hija. Además, como ahora estaba mucho más lejos las visitas de amigos se habían reducido drásticamente. Para colmo de males, su madre generó un trastorno psicológico. Claramente ella necesitaba más ayuda en el aspecto psicológico que incluso ella en su situación. Su madre se convirtió en una carga así.

Y como dije antes, ella no se podía permitir deprimirse, por todo lo que le pasaba con su novio, sus amigos y su madre. Deprimirse era un lujo que no podía darse, ya que en su situación o seguía hacia delante o se hundía por completo. Muchísima gente en su condición se hunde por completo.

Cuando le ofrecieron la oportunidad de hacer deporte adaptado aceptó. Su sorpresa fue que todas sus expectativas sobre el deporte adaptado fueron superadas con creces. Paulatinamente fue metiéndose en más activadades deportivas. Recuerda que cuando se apuntó a tenis de mesa, el entrenador lo primero que hizo fue quitarle los apoyabrazos a su silla de ruedas. Ella se sentía muy insegura, ya que parte de su tronco no la puede mover al ser una lesionada medular de cervical 3. Pero el objetivo de aquello era que ejercitase la parte que sí podía mover. De hecho consiguió movilidad en su tronco donde antes no podía. Contó que mucha gente de la que empieza a hacer deporte para discapacitados de alta competición, consiguen mejorar tanto que les tienen que cambiar de categoría de lesionados ya que mejoran mucho. Pero no es solo la mejoría física lo importante, es mucho más importante la mejoría psíquica, palabras textuales suyas "el deporte me devolvió la vida", consiguió verse capaz de hacer algo que cuando al principio en la cama si querer moverse veía absolutamente imposible.

Tiempo después, consiguió trabajo, y con lo que ganaba ella misma se financiaba todo lo necesario para hacer deporte, que es mucho. Una silla de ruedas normal cuesta entre unos 2000 y 3000 euros, dato que desconocía. Pues si eso es caro, una silla para hacer deporte cuesta entre 5000 y 6000 euros. Además, hay una silla para cada tipo de deporte, con lo cual hacer deporte para un discapacitado es dificilísimo. Tal era su actividad deportiva que hacía viajes hasta el extranjero para campeonatos, a Pekín nos contó que fue y se lo tuvo que pagar ella todo. Así, y tras conocer a varias personas interesadas en el deporte decidió crear una asociación. Hoy día esa asociación es la que hace que en Murcia cualquier discapacitado pueda hacer deporte con ningún coste. Ahora ella es la presideta de la asociación y no deja de luchar por que la gente que quiera hacer deporte pueda y no tenga ningún tipo de barreras.

Lo que me gustó de este testimonio es que aprendí muchísimas similitudes con nuestra vida. Por ejemplo, Sofía se asustó cuando su entrenador le quitó los apoyabrazos de su silla por si se caía, pero así consiguió ejercitar su cuerpo e incluso desarrollarlo más de lo que creería. Así, las personas tenemos miedo de soltarnos de lo que nos hace sentir seguros, pero cuando lo hacemos podemos desarrollar lo que podemos hacer y olvidarnos de lo que no podemos. Nos quedamos atrás pensando en lo que no podemos hacer y nos trabajamos todo lo que podemos, que siempre es mucho más de lo que creemos.

Por hoy no tengo tiempo de escribir más, pero queda mucho por contar. Hasta muy pronto!

martes, 12 de octubre de 2010

Cambios, más cambios!!!!

¡Hola a todos! Madre mía, desde primeros de agosto no publico, ya casi se me olvida como hacerlo xD

Últimamente en mi vida han habido muchos cambios, y más que muchos por número, muchos por importancia. El hecho de que lleve tanto tiempo sin actualizar se debe principalmente a que tras todos estos cambios he cambiado tanto que ya identifico este blog con mi ser anterior, y en gran modo me incomoda. De hecho he estado pensando en cerrar este blog, ya que no me siento tan identificado con él como antes, e incluso me incomoda pensar que algunas personas puedan leer ciertas entradas. Aunque finalmente no lo voy a hacer, por dos razones. La primera y más importante es porque últimamente he recibido algunos comentarios y correos de personas que se encontraron accidentalmente con mi blog y parece ser que lo que leyeron les gustó y les sirvió de apoyo y utilidad. Como comprenderéis eso anima a cualquier ser humano. La otra es porque así me sirve para contarles lo que me ha ocurrido últimamente a los amigos que viven lejos, y también los que viven cerca porque siempre leen algo que no sabían.

Dicho esto, seguiré publicando de vez en cuando sobre la misma temática que creo que a la mayoría os gusta: reflexiones sobre la vida y alguna entrada friki que otra.

Y bueno, voy a empezar ha hablar de los cambios. El cambio más importante de todos sin duda es que ya no tengo pareja. Después de dos años, por razones que no voy a contar aquí (lo siento), vuelvo a estar solo. Ha dolido mucho, por supuesto, pero también he sacado muchísimas cosas buenas. He aprendido muchas cosas de la propia relación que dentro de ella me hubiese sido muy dificil aprender, como valorarla y cultivarla; cosas que no debo hacer y que sería mejor que hubiera hecho. También, al estar solo me he visto obligado a aguantarme a mí mismo solo, cosa que a todos creo que nos cuesta normalmente y más si no tienes a nadie que te ayude. He superado con bastante éxito esa autopelea y ahora me siento más fuerte y seguro que nunca en toda mi vida (no exagero). Ahora me siento capaz de hacer muchas cosas que antes no me atrevía ni a pensar, siento mi alma más independiente y lo más importante para mí: tengo muchas ganas de hacer cosas.

De hecho, una cosa que he hecho y que no me atrevía a pensar es en cambiarme de carrera. Tras dos años en Administración y Dirección de Empresas (ADE) y Derecho, me he terminado de convencer de que eso no era lo que me gustaba, y lo he dejado. En su lugar estoy embargado en la fascinante aventura de conocer y comprender la mente humana: estudio Psicología. Llevo solo tres semanas pero estoy totalmente convencido de que he acertado. Porque todo lo que se da ahí me interesa, y con todo me refiero a todo, me encanta eso de que ninguna de las asignaturas que tengo ahora mismo me disguste, todas me parecen interesantes y me gustan más o menos. Además, al empezar carrera nueva he tenido la bella oportunidad de hacer compañeros nuevos, algo que no conseguí en mi anterior carrera.

Pero Psicología no ha llevado consigo solo rositas. De hecho al principio de las rosas solo sentía las espinas. Como es normal, a mis padres no les hacia ninguna gracia que, después de dos años, me cambiase de carrera. Les gustaba menos aún que lo hiciese después del pésimo año académico que tuve (aunque el mal año académico se debía a más motivos que el que no me gustase la carrera, aunque eso no quería que lo supieran), y mucho menos aún que hiciese Psicología porque era una carrera que según ellos no tiene salidas y estaban totalmente convencidos que de quería hacer precisamente Psicología porque era la carrera que estudiaba mi ex. Con quien, por cierto, nos seguimos hablando, juntando y llevando muy bien.

No voy a mentir diciendo que Cantnoy no tuvo su influencia en que estudiara Psicología. Fue gracias a ella por lo que pude conocer la carrera tal y como es, yendo a algunas clases, conociendo la materia que se da... Y conocí esta carrera no como mi anterior carrera para la cual no me informé de nada y me metí como mucha gente hace a sus 18 inconscientes años: a ciegas y a ver lo que sale.

Además, en contra de lo que creían mis padres, yo conseguí separar muy bien conceptos. No entré a Psicología ni porque era la carrera que hacía Cant, ni porque me fue mal ese año en ADE y Derecho. Me costó mis días de pensármelo bien, y bajo la constante presión de mis padres. Pero felizmente conseguí tomar la decisión totalmente seguro de mí mismo, y es otra de las cosas que me han hecho muy fuerte y digo que han cambiado en mí.

Ahora mismo soy de los "empollones" de la clase xD De esos que más contestan al profesor cuando pregunta algo, de los que más preguntas hacen, de los que van a las clases voluntarias, etc. Y es que tengo muchísimas ganas de por fin dedicar mi tiempo en algo que me gusta y que me hace sentir bien. Todo lo que se da en psicología ahora me resulta interesante. De hecho los que me conocen bien me dicen que me pega mucho hacer psicología y que seguro que me gustará. Y yo les contesto: "¡Sí!" ^_^

Otro gran cambio es que este año no vivo en Murcia, sino en mi pueblo, con lo cual tengo que ir y volver todos los días en autobús desde mi pueblo a la facultad -.-
Es uno de los precios a pagar a mis padres por que acepten el cambio. Aunque tampoco lo veo del todo mal, porque en mis dos años anteriores donde viví no estaba agusto. El primero en una residencia donde tuve mil y un problemas con los colegiales, y el segundo, el curso pasado en un piso con una chica que hacía un módulo y otro que no pudo matricularse finalmente y se puso todo el año a buscar trabajo sin éxito con lo cual todo el curso estuvieron de fiesta en fiesta perjudicandome mucho. Pero eso es agua pasada que no quiero recordar y que además esta mucho más detallado en entradas antiguas.
El caso es que para este curso tenía planeado en vivir con un amigo de mi pueblo que nos conocemos bien, los dos solos. Pero para vivir los dos solos surgieron muchos problemas, ya que un piso entre dos sale muy caro; luego que nos pusimos a buscar piso un poco tarde, cuando las mejores ofertas se fueron; y que nuestros padres tenían ya otros planes para nosotros, los padres de mi amigo que siguiera en su residencia y yo que viviese en mi casa. Así que se hizo muy difícil. Quizás para el año que viene podamos.

Otro gran cambio es que conseguí dejar la actividad que durante el curso académico me ocupaba más tiempo y fue el principal causante de que perdiese el curso: los videojuegos. Con un portátil nuevo, un piso hostil, una carrera en la que no tenía compañeros y no me gustaba y pocas ganas de esforzarme en la vida me dedicaba día tras día a evadirme de la realidad que me rodeaba y no me gustaba nada. Por suerte terminando el curso dejé de jugar, aunque era demasiado tarde para salvar el curso académico.

Ahora hoy día apenas juego a algún videojuego. Solo con amigos para pasar el rato y solo solamente juego a juegos chorras. Y con juegos chorras me refiero a los siguientes:

-Diner Dash. Un juego flash en el que eres una camarera xDDD De estos de gestión de tiempo en 2D. Muy entretenido para matar el tiempo y para mejorar tu capacidad de concentración y organización.

-Juegos de Facebook. Concretamente Mafia Wars, incitado por mi amigo Paco; y Fashion World, obligado al principo por Espe y más tarde le he cogido un montón de gusto, sobretodo al hacerme yo mismo ropa xDDDD

Otra cosa que quería comentar, es a las personas que les dije que este verano les iba a ver, concretamente a Paola y a mis sevillanas Inma y Paula. Que finalmente este verano me ha sido imposible siquiera plantear irme por todos los problemas de cambiarme de carrera que he tenido con mis padres y que antes he contado, pero que este verano haré todo lo posible por ir a veros.

Y ya a todos, pero más concretamente a Paola, deciros que a mediados de Noviembre (12, 13 y 14), es el II Salón del Manga de Murcia. Paola, te lo digo a ti especialmente porque al del año pasado estuviste apunto de venir. Aunque este año como no vivo en Murcia no podría ofrecer a nadie alojamiento, pero por el mismo motivo podríamos ver compartir gastos de hotel tal y como tenías pensado hacer el año pasado con quien iba a venir contigo.
Para este año, salvo cambio de opinión de última hora, tengo pensado cosplayearme de Kira!! She! Ya tocaba. Era el cosplay que pretendía hacer para el primer salón al que fuera, pero no pude el pasado por falta de pasta para el cosplay y por eso me cosplayeé in extremis de L. Ahora que tengo algo ahorrado para el traje cosplay y la peluca, a por ello! Además, es una promesa pendiente con Cantnoy la de cosplayearnos de Kira y Misa-misa, ya que ella se compró el cosplay hace mucho tiempo.

Y pues eso, que estáis todos invitados al II Salón del Manga de Murcia; que no temáis los cambios ya que estos os hacen mejorar, no evitéis el sufrimiento ya que enfrentaros a él os hace fuertes y sobretodo cuidáos mucho. Hasta luego!

miércoles, 25 de agosto de 2010

Cansado

Hoy estoy cansado. Especialmente cansado.

Hay muchos motivos por los que estoy cansado. Tantos, que no sé por cual empezar. Dejo caer mi cuerpo en el sillón para decirme que tengo todo el tiempo del mundo para escribirlos. Apollo mis brazos sobre los brazos de la silla, entrecierro la mano derecha y la rodeo con la izquierda, y mis manos se paran en mi nariz y mi boca. Pienso. Un sinfín de sensaciones desagradables vienen a mi mente, aunque vuelven a mi pecho, a hacerme un nudo a la altura del corazón. Es por eso por lo que sé que estoy especialmente cansado. Me agobio, necesito respirar. Tomo mucho aire y lo expulso de golpe por la nariz, generando mucho ruido al chocar con mis manos.

Pienso en si alguno de los implicados de lo que quiero escribir leerá esto. Prefiero creer que no, no me merezco perder la libertad de escribir en este espacio. Es más, si lo leen seguramente no se identificarán, porque no creen que hagan nada malo.

Creo que a todos nos pasa que tenemos algo que nos molesta, nos jode, nos cansa siempre, constantemente, durante el existir permanente; y como en exclusivas ocasiones podemos deshacernos de ello aprendemos a vivir con ello. El problema es cuando surgen nuevas cosas, porque no sabes si las debes aceptar o rechazar, no sabes si merecen ser aceptadas o rechazadas.

Yo hoy aquí rechazo muchas. Sobretodo las que antes creía que tenía que aceptar, o que incluso sonrientemente aceptaba.

Hoy me joden especialmente dos cosas. Una es la gente que no acepta lo que hago o como soy. Otra es la que disfruta fastidiándome.

No sabría decir cual de los dos me irrita más. Lo que más me irrita es que haya llegado a esta situación, en la que tengo tantos problemas con tanta gente, y nadie me demuestra que me equivoco pero tampoco me apoya en que tengo la razón. Me doy pena, pero por suerte no me compadezco ante nadie. Escribo esto para mí mismo. Para desahogarme, como siempre últimamente en este blog.

Me fastidia que gente que dice que me quiere no acepte como soy, que no me respete. Dicen que me respetan pero eso es mentira, sus actos respecto a lo que no les gusta de mi no lo demuestran. Creen que respetar algo que no les gusta es no obligarme a cambiarlo, que si me obligasen a cambiarlo entonces eso sería el no-respeto; mentira, el respeto es dejarlo estar, no presionar a que eso cambie.

Igual que pasa con no respetar como soy, no respetan lo que hago. Al fin y al cabo uno es lo que hace, y si no respetan lo que soy no pueden respetar lo que hago (y viceversa). Aunque para esto hay diferente reacción. Aquí no ocultan su descontento, ya que creen que su modo de vida es el correcto, y al no ser como ellos no puedo hacer lo que ellos, y no lo entienden. Lo peor es que ellos mismos se inventan los motivos (mis supuestos motivos) por los que yo hago eso, porque no aceptan lo que pienso.

Conversaciones para invalidar sus argumentos en falso no son suficientes, ya que utilizan todo mi pasado para sacar cualquier argumento en mi contra. No olvidan el pasado, urgan entre él y reabren heridas. Cuán ruín y despreciable es eso. Lo personal contado es utilizado también en mi contra, utilizan mis debilidades o defectos (aunque no tengan nada que ver con el tema que se habla) en mi contra. Habilidad demoníaca de entrelazar temas ajenos entre sí.

Y hablar no sirve de nada, ya que en la próxima conversación todos los argumentos usados vuelven a salir, y a dañar, y a joder.

¿Lo peor de todo? Que al no aceptar como soy no aceptan lo que hago, y por tanto no me dejan seguir mi propio camino, no me dejan crecer.

¿Solución? Mantenerme tenaz, fuerte, en mi sitio. La debilidad no es una opción. Lo único que gano de todo esto es que me hago más fuerte, aunque el precio me parece muy caro, además, temo que pierda la objetividad en algunas cosas al tener que mantenerme tan firme en mi postura para no mostrar una debilidad que en un futuro pueda ser usada en mi contra junto a las anteriores. Vaya mierda, espero que se pase rápido.


La otra cosa es la gente que disfruta jodiéndome. A este tipo de gente la conozco desde bien pequeño, aunque no por ello deja de sorprenderme.

Identificar a éstos no es muy difícil, ya que ellos mismos suelen chulear de su oficio frente a todos. Lo que más me preocupa de éstos es como reaccionar ante ellos. Estos, a diferencia de los anteriores no te proporcionan nada y no estoy obligado a soportarlos, así que el objetivo es sortearlos rápidamente y con éxito.

Lo que más me jode de estos es todo, ya que el fastidiar es a la vez la causa y la razón de sus actos. Y como tanto la causa como la razón me parecen lamentables no estoy dispuesto a pasar ni una a este tipo de gente.

Existen varias corrientes de este tipo de gente. Una seguro que la conocemos todos, y es la callejera, la que solemos identificar con gente generalmente inculta o de otra etnia. Pero no os confundáis, el resto de humanos también pueden ser perfectamente de los que disfrutan fastidiando porque sí, es más, el resto me repugna más ya que al creerse superiores se ven con mayor derecho a hacer eso.

La otra corriente es algo más difícil de ver, aunque una vez descubiertos se les ve claramente. Son de los que trantan el fastidiar como un culto, casi (o sin casi) como una religión. A diferencia de los anteriores se creen inteligentes y juegan con esa clave. Hay muchos casos, aunque yo me refiero a uno en particular. Me refiero a la gente de las secciones adultas de 4chan, como ésta. Esta página promueve el joder al prójimo como dogma, da libertad en la forma para hacerlo, aunque la propia página ya te da algunos patrones como los famosos desmotivadores, imágenes casi siempre muy crueles con un pie de página irónico y frío para hacer reír como éste. Aunque tampoco tienen que ser eso, una simple imagen o con un texto también vale, como esto. Además, esta página también tiene sus pequeñas secciones de porno. Vamos, es una página perfecta para hombres que buscan humor rápido y diferente. Además, está en inglés, factor que para los que no es su lengua natal aumenta su sensación de inteligencia.

Lo que me fastidia de estas personas es que no se quedan solo en internet, sino que todo lo que ven lo hacen suyo y se vuelven así, auténticos siervos del joder porque sí, les hace sentir bien. La página en sí no es mala, yo mismo he entrado alguna vez y me he reído con ella, el problema es el uso que se le da y las consecuencias del mismo. De hecho, con todo esto que quiero decir de que se promueve el fastidiar hasta se han creado unas reglas de internet "Rules of the internet" que aquí si se ve claramente lo que quiero decir, podéis ver unas cuantas aquí.

Si alguien quiere preguntarme algo en particular sobre esto último le explicaré en los comentarios su duda.

Ya no sé si he dicho todo lo que quería decir, que me he explayado mucho en eso último, creo que lo fundamental está dicho.

Pues eso, espero que os vaya bien. Nos leemos!

lunes, 2 de agosto de 2010

Sonríe

Al igual que mucha gente, el veranito me tiene lejos de internet. De hecho ahora estoy pasando el día a día en mi casa de campo (como la llamo yo, porque no es un campo, es una urbanización) donde no tengo conexión a internet. Como últimas novedades sobre mi vida básicamente es una: que casi seguro que dejo mi carrera actual, 2º ADE y Derecho, para entrar en Psicología, muchos de los motivos están en entradas anteriores, el resto no tengo tiempo para contároslo. Así que, para terminar ya la entrada, os pongo un corto que tiene dos partes que en total son un cuarto de hora. Espero que os guste.


http://www.youtube.com/watch?v=UHI6Lsxio5I


http://www.youtube.com/watch?v=XeCi2S2qA9o


Me caló mucho este video cuando lo vi por primera vez, y hace poco lo volví a ver y se me ocurrió la idea de mostrároslo.
Qué fuerte es el poder de una sonrisa. Lástima que nuestra rutina y nuestro qué hacer diario nos vaya alejando de algo tan sencillo como satisfactorio. Y transmitir un mensaje como ése es memorable, ya que no todo el mundo está dispuesto a sonreír y eso desmotiva mucho, como le pasa al protagonista.
Es más, el mensaje del video lo podemos llevar un poco más allá de las sonrisas y decir que es solo cuestión de actitud, de simplemente querer que sea así, para que el día a día y tu vida en general sea mejor. Y si conseguimos transmitir ese mensaje, más fácil será mantener el buen rollo, ese bienestar general.

Ya sabéis, vuestra opinión sobre el video y el mensaje del mismo siempre serán motivo de diálogo en los comentarios.

Hasta luego!

jueves, 8 de julio de 2010

Dúos

Por fin he terminado los exámenes de Junio, asi que lo celebro con unas risas. Os voy a presentar a dos dúos muy carismáticos que me conquistaron desde la primera vez que los vi. Son con aire humorístico los dos y a mí me han hecho reir mucho.

El primer dúo lo compone el gran Jack Black (School of Rock es una de sus películas) y un amigo suyo. Aunque en clave de humor, hacen relativamente buena música, así que el dúo, Tenacius D, ha hecho hasta una película y actúa en salas. Este es un videoclip de una de sus canciones: tribute, un tributo a la mejor canción del mundo. No tiene desperdicio.



Me chifla como usa recursos muy típicos del rock. Es muy apoteósico y flipante sobretodo xD

El siguiente dúo es Flight the conchords, dos neozelandeses que empezaron desde la nada, cantando en bares, y cuando le dieron la oportunidad en EEUU consiguieron ser lo que son, llegando a hacer hasta una serie que podéis ver en www.seriesyonkis.com
Este dúo no tiene tanta musicalidad como el otro, aquí la fuerza la tienen más sus letras. Con ellos me he reído muchísimo. Os dejo dos videos, apostaría a que al menos uno de los dos os gusta.

El primero se sitúa en un futuro en el que los humanos han muerto y los robots dominan el mundo. Los cantantes representan dos robots.



En éste, al principio del propio video explica de qué va.



Espero que os hayáis reido, era el objetivo. ^^
Ahora que estoy de vacaciones nos veremos antes. Hasta luego!

miércoles, 23 de junio de 2010

¡Sorpresa!

A veces los resultados no esperados te enseñan mucho más que los resultados deseados.

Hoy me ha ocurrido eso, y me alegro por la parte de la enseñanza, pero me duele por el fracaso. Por suerte el segundo se irá con el tiempo y el primero formará parte de mí.

Estoy muy sorprendido, ahora encuentro sentido a muchas cosas que ni les buscaba explicación y así puedo pasar página mucho más convencido de lo que lo hacía ahora. Autobienvenido a una nueva etapa.

jueves, 17 de junio de 2010

You’ll never walk alone

El título de la entrada es el lema de un equipo de fútbol inglés, el Liverpool. Desde que me enteré de esto, siempre le tengo un cariño especial a ese equipo (con especial me refiero a la cantidad de cariño que se puede sentir por una organización extranjera formada por gente que no conoces de nada, jaja).

Me ha venido a la mente cuando he querido ponerle título a la entrada sobre la que estoy escribiendo.

Hoy, me he dado cuenta de una cosa. Últimamente me voy dando cuenta de cosas, pero esta quiero expresarla. De lo que me he dado cuenta es de que estoy solo.

En términos relativos claro, porque es obvio que tengo muchas personas que me rodean. Pero a la gente a la que me refiero que no tengo, y por tanto puedo decir que estoy solo, es a los amigos.

Pero definamos primero lo que es para mí un amigo. Un amigo es para mí una persona en la que confiar y que confía en ti, con la que nos divertimos juntos y poder dialogar de muchos temas de interés para los dos. Dentro de la confianza incluyo muchísimo respeto (que los principios básicos de las dos personas sean compatibles) y amor (en la forma que se puede amar a un amigo: teniéndole cariño, preocupándote por su bienestar y buscándolo para pasar tiempo juntos).

Pues bien, hoy me he dado cuenta de que no tengo a nadie así. Y me pone muy triste. Cuando escribí la anterior entrada fue porque no tenía a ningún amigo a quien contarle lo sucedido, por qué me sentía así. Más tarde lo entendí y me entro esa tristeza.

Y ante esto, y tras unas buenas horas de solo escuchar música y asimilar conceptos nuevos para mí, vi las dos alternativas. Una era rayarme, deprimirme y culpar al mundo de mi mala suerte. La otra era aceptarlo, aceptar a mi soledad como esa parte de mí mismo que quiere un abrazo de amigo, y aprender a vivir con mi soledad; pero eso sí, sabiendo que en el largo trayecto de la vida podría aparecer algún amigo al que no debería cerrarme y dar lo mejor de mí mismo para mantenerlo.

La primera era la más fácil de tomar, y la que el momento más me pedía elegir. Pero al ver a mi soledad como una parte de mí mismo me di cuenta de que no debía hacerme más daño, que como ya me ha demostrado la vida hay que ser fuerte. Así que elegí la opción difícil y que requiere mucho esfuerzo.

Con esta nueva mentalidad intento afrontar mis relaciones sociales. Espero tener tenacidad suficiente para acostumbrarme y no sucumbir antes a las relaciones superficiales, esas en las que la gran correspondencia en un momento dado te hace sentir muchísima ilusión en la persona que tienes delante de ti, y tan peligrosas son porque cuantas más correspondencias hay entre los dos más empiezas a creer que es esa persona que estabas esperando tanto tiempo y que no esperabas encontrar (llámenlo alma gemela, media naranja o cualquier cosa que intente justificar una gran afinidad en muy poco tiempo).

En mi adolescencia sucumbí a varias de esas, que para colmo luego confundí con amor, y lo pasé muy mal. Creo que con eso no debo preocuparme demasiado, tengo bastante experiencia, pero ante la soledad el alma se vuelve débil, por mucha confianza en uno mismo que se tenga.

Por suerte siempre estará el colegueo. Esos buenos ratos en los que divertirse como objetivo principal, charlar de cómo nos va en la actualidad y de vez en cuando compartir algún momento especial. Además, ser colega es el paso anterior para ser amigo, así que nunca me cerraré a tener colegas y a que éstos se conviertan en amigos. ^^

Y para finalizar, quiero evitar comentarios de sorprendidos por esta entrada al no considerarlos amigos. Antes de nada quiero recordad que esto no lo digo en absoluto para hacerme oír, para echar en cara y ni mucho menos para buscar respuesta de los demás; lo hago porque me hace sentir bien y en paz conmigo mismo. A lo que iba.

No considero amigo a aquel que no se ha preocupado por mí lo suficiente como para perder el contacto. Me refiero a vernos o hablar de vez en cuando. Probablemente yo tampoco insistiese demasiado en ello, comparto la culpa.

Tampoco entrar los que, sabiendo que estaba en una mala época de mi vida, se preocuparon en quedar en hablar conmigo.

Menos aún a los que sabiendo que estaba en una mal momento intentaron aprovecharse de mí para conseguir lo que deseaban en ese momento.

Y para finalizar tampoco considero amigo a aquellos que si yo no busco ellos no me buscan o dicen que no tienen tiempo pero quedan con otras personas y además saben que yo hago siempre un esfuerzo extra (ya no valorado por ser siempre) por quedar.

Al resto que no considero amigo es porque por desgracia nos separan miles de kilómetros como para tener una amistad. Pero siempre nos quedarán las posibles visitas de fin de semana o de verano. ^^

Espero que nadie se haya ofendido, no es mi intención. Y como dice una personita, lo último que quiero es daros pena, así que si lo sentís evitad mostrarlo que me ofenderé. XD

Cuídense mucho y traten bien a su soledad, es bueno saber llevarse bien con ella para estar en paz con un mismo y no buscar compañía a la desesperada. Nos leemos.

El enemigo juega en casa

Hay pocas cosas peores que en este mundo que tener al enemigo en casa.

Te obliga sin explicación racional que debes guardar tus principios y obedecer los suyos. Y no te atrevas a cuestionar sus principios, pues sus argumentos son tan incoherentes como sus principios.

Dos consejos, amigos:
1. Estad todo el tiempo posible fuera de casa, porque con el tiempo iréis adquiriendo hábitos propios del enemigo, por el mero hecho de convivir con él.
2. En cuanto podáis, cambiad de casa.

Pero antes de nada, amigos, tenéis que responder a una pregunta: ¿para vosotros cuál es vuestra casa?

miércoles, 16 de junio de 2010

Perdidos

Reproducir leyendo la entrada



Aunque con un día de retraso, ayer fue el segundo aniversario de este blog. No pude actualizar porque hoy mismo he tenido un examen (el cual ya me han dicho que he aprobado ^^).

Y una buena forma de celebrar estos dos años de blog es homenajeando el final de la serie Perdidos (Lost).

Esta serie me ha gustado muchísimo, probablemente sea mi favorita. Y es debido a que tiene prácticamente todos los componentes que a mi me gusta ver en una serie y de forma muy bien colocada. De hecho, el éxito que ha alcanzado esta serie es gracias a la variedad de géneros que hay dentro me un mismo capítulo: tiene mucha intriga, mucha acción, sus momentos de amor, muchísimo misterio, algo de misticismo, y lo que más me gusta a mí: filosofía, pero en su justa medida, sin llegar a cansar. Todos estos componentes hace que cada momento de la serie tome un carácter diferente, para así y gustar a todos no cansar dado que es muy larga (6 temporadas con el mismo argumento).

Lo que más me gusta de la serie es el argumento y cómo lo muestran. La alternancia entre el presente de la isla y los flashback es adictivo. Así, conforme vas conociendo a un personaje, vas viendo su vida antes de llegar a la isla y entendiendo porqué se comporta así en la isla. ¿Quién no pensó en los primeros capítulos que Sawyer es un capullo y Locke un lunático?

Esta serie muestra que en el mundo no hay buenos y malos. Ser de los buenos es solo una posición, un punto de vista. Y los malos cuando los conoces no son tan malos, tienen sentimientos y al final hacen lo mismo que todos: luchar por sus objetivos. Y tanto buenos como malos todos están asustados.

Me cuesta decir cuál es el mejor personaje. Creo que todos son grandes personajes, todos tienen una personalidad y una historia muy bien curtida, además, como son tan diferentes y tantos estoy seguro que todos los espectadores se sienten identificados con rasgos de algunos personajes. Ser un hombre de ciencia como Jack, un hombre de fe como Locke, agresivodefensivo como Sawyer o dura como Kate. Perdida como Claire, buscando una nueva oportunidad como Charlie y muchos más.

Personalmente el personaje que más me gusta y con el que me siento más identificado es Desmond. Su historia fue la que más me caló con diferencia.

Otros personajes a los que tomé mucho aprecio en la sexta temporada tras conocer su historia son Jaboc y el Locke de la 6ª temporada (evito spoilers). Su historia, tan bíblica me pareció algo digno de aprender.

El final, al contrario que a la mayoría, a mí me cautivó, me emocionó y me dejó destrozado. Me parece un final precioso y a la altura de la serie. De hecho, creo (opinión personal sin ánimo de ofender) que la gran mayoría de gente que no le gustó el final es porque no es lo demasiado profunda para apreciarlo, o demasiado superficial, que empezó a ver la serie porque estaba de moda, no tenían nada mejor que hacer o les gustan los tios buenos de Jack y Sawyer, o saber el argumento por pura curiosidad, sin pararse a pensar en el transfondo filosófico que tiene.

Es por ello que le pongo un 10 a esta serie.

Y me despido con la probablemente mejor frase de la serie:

Locke: ¡Este es mi destino!

"¡No me digas lo que no puedo hacer!" Todos podemos conseguir lo que nos proponemos, sobretodo si es una causa noble.

martes, 18 de mayo de 2010

"Tú nunca perderás la esperanza"

En pleno punto de inflexión en mi vida, aún no sé hacia donde seguirá la gráfica de esta función, pero si hay una función que se parezca a mi vida esa es la de la tangente: tras una gran subida caigo al vacio, pero de nuevo comienzo a subir, ahora estoy en el punto de inflexión viendo que si no cambio de función pegaré el subidón pero volveré a caer al vacio.

Hay tantas cosas que me cuestiono...

Pero resumiendo todo se decide en si sigo la carrera pero adaptándome al plan Bolonia, o si cambio de carrera a algo totalmente distinto.

Si sigo en esta carrera seguiré estudiando cosas que no me gustan nada, otras que me resultan interesantes, etc. Pero lo más importante de todo es que conseguiré las herramientas que creo que necesito para empezar a trabajar por mis ideales. ¿Qué ideales? Demasiado ideales: en que la gente es buena por naturaleza, que podemos vivir en un mundo donde el odio y el dolor no predominen nuestros actos, que el miedo y la ignorancia sean algo residual, que el sentido común imperie sobre las diferencias superficiales entre seres humanos... En fin, cosas muy bonitas y totalmente contrarias a como es el mundo hoy día.

Antes he dicho que lo que estudie resume en que dirección tomará mi vida por esto, porque si no sigo con esta carrera sentiré una profunda frustración y abandono a estos ideales.

Pero entonces me cuestiono cosas como si el esfuerzo merecerá la pena, en el sentido de que si algo de lo que yo haga por promocionar esos ideales perdurará en el tiempo, o como dijo alguien: "polvo eres y en polvo te convertirás", y con ellos todos mis actos. ¿Quién recuerda lo que hicieron mis tatarabuelos? Nadie. Si ni el recuerdo en la familia perdura demasiado, ¿como lo hará en la gente de a pie?

Además, yo pienso que si la gente no pide ayuda no se le puede ayudar por mucho que lo intentes, que la mayoría de la gente se conforma con cómo hace las cosas pese a que sabe que no están del todo bien y no se calientan la cabeza en alternativas, mucho menos en pedir ayuda. Entonces, ¿merece la pena dedicar la vida a esos ideales?

En caso positivo, seguiré estudiando ADE y Derecho.
En caso negativo, ¿qué puedo hacer con mi vida? Aprovechar esta ocasión que el azar me ha otorgado, claramente. Pero, ¿cómo? Pues principalmente dedicando mi vida a mí mismo. Sí, los ideales forman parte de uno mismo, pero no dedicaría mi vida a promocionarlos al resto de forma masiva, sino en mi propia vida y mi entorno más cercano, como lo hicieron los pequeños y luego grandes revolucionarios. Pero si me dedico en un entorno tan pequeño la mayoría de mi tiempo lo tendría libre, entonces, ¿qué hacer? De nuevo lo resumo en los estudios.

Aquí ya hay mucho más conflicto mental, comandado por la desinformación (por suerte cada vez es mucho más pequeña). Además, pensar en otra carrera me supone un esfuerzo extra ya que para hacerlo tengo que asegurar por un momento que el caso primero, luchar por mis ideales, será un trabajo que se reduce al polvo. Sé que realmente no es así, pero cuando uno está mal lo siente todo a la tremenda, y este es el caso. Aclarado esto, aquí las posibilidades han ido evolucionando según la información obtenida.

Primero pensé en matemáticas. Yo ya en el colegio era un erudito de las matemáticas, me encantaban y al mismo tiempo tenia muchísima habilidad para aprenderlas y desarrollarlas. Me motivaban muchísimo y eran los únicos deberes con los que disfrutaba como un juego. Con el tiempo, sobretodo la adolescencia que es reacia a las matemáticas y los estudios en general, perdí poco a poco el interés y me absorbí por intereses más superficiales, esos que inundan a las masas hoy día. Y ya cuando tuve que decidirme por una carrera no me planteé matemáticas porque le perdí el interés, mi interés era totalmente nuevo: mis ideales. Y como estos estan ensuciados y oxidados, vuelo al principio de mis tiempos, de la función tangente.

Tras hablar con uno de los mejores matemáticos de Murcia, me informé completamente sobre la carrera y su futuro laboral. La carrera es durísima, es pura teoría y muy compleja, muchísimas horas de estudio y resultados no correspondientes al esfuerzo. Es algo que yo sé que no podría sobrellevar, o al menos no quiero sobrellevarlo. Y en cuanto el futuro laboral está muy jodido, ya que unos conocimientos que no generan a corto o medio plazo dinero a nuestro sistema capitalista no es nada valorado. Aunque con el primer motivo ya era suficiente para renunciar a esa carrera.

La segunda opción fue una ingenieria. Principalmente porque es una aplicación práctica de matemáticas, por lo que perdería la totalidad teórica que tiene matemáticas y los problemas de salidas laborales que tiene también matemáticas. Problema: ninguna ingenieria me llama lo suficiente la atención. Aquí es donde debo informarme más. Aunque hay algo que quita muchos puntos a esta opción, y es que si me decanto por ella mi futuro está totalmente decidido por el asqueroso sistema en el que vivimos, y paso de depender de una empresa.

La tercera opción, que falta tiempo de asimilación y también información es psicología. ¡Cuan motivación entender (o intentarlo al menos) la mente del ser humano! Saber el porqué somos así desde un punto de vista científico. Pero no me refiero al saber superficial, como el que estudia la medicina; sino al interior: la mente, los sentimientos y todas esas cosas que siento yo tan ligadas a mis ideales. Si me acercase todo lo que pudiese a entender a las personas, no necesitaría saber en profundidad sobre economía o leyes (como mi actual carrera me otorgaría) para intentar llegar al interior de las personas y promocionar mis ideales. Creo que es la opción que más equilibra mis deseos. Además, por lo que me han dicho no es demasiado pesada de estudiar y (esto lo creo menos) a mí se me daría muy bien.

Problemas: salidas laborales muy confusas, aunque ya llegados a este punto eso importa poco, más siendo yo que confío tanto en que mis ideales con ayuda del conocimiento necesario me pueden hacer volar. Otro problema es que pongo mucho en duda si hay demasiadas implicaciones emocionales ya que cierta personita estudia esa carrera, y no quiero que las implicaciones emocionales tengan el más mínimo voto. También estaría el problema de convencer a mis padres de que esa carrera es una buena opción y sobretodo lo que quiero (porque eso ultimo ni yo estoy convencido de ello).

Es por todo esto por lo que mi futuro no está nada claro. Me falta información sobre algunas carreras y sobretodo aclarar la información que ya tengo para poder decidirme, con criterio.


De lo que estoy más cerca es de no seguir en mi carrera. Y por tanto lo que tiene más posibilidades ahora mismo es hacer una de esas carreras que para mi interior renunciaría en gran parte a mis ideales. Pero eso no es del todo correcto, ya que (como bien dicen mis ideales) toda persona puede extender su pensamiento esté en el entorno que esté y, si su pensamiento está en lo cierto conseguirá convencer a otras personas de que volar es posible.

Y como una función periódica como es la de la tangente, termino con lo mismo que al principio: "Tú nunca perderás la esperanza", algo que me dijo una persona que me conoce. Nunca renunciaré a mis ideales, pero casi siempre estarán en grado de "esperanza", con lo cual lo más probable es que dedique mi vida a mí mismo pero sin renunciar a mis ideales. Psicología toma mucha fuerza, pero quién sabe qué cable se me cruzará mañana para decir algo totalmente diferente y os sorprenda tanto como hoy.

Buenas noches, señores, y no piensen más de la cuenta (que se acerca el verano).

jueves, 29 de abril de 2010

La senda del tiempo - Celtas cortos

He de decir que este video me da bastante vergüenza ponerlo, pero lo pongo para motivarme y para demostrarme que sé aunque sea un poquito tocar la guitarra. xD Y es que aunque sé tocar algunas cosillas, ésta es la única canción que sé tocar y cantar al mismo tiempo. Llevo poco tiempo tocando la guitarra, pero le tengo muchas ganas así que seguramente acabe aprendiendo bastante. Espero que os guste, y si no es así abajo tenéis el video original como video de consolación. ^^

Con esta canción me siento en cierto modo indentificado. De hecho creo que todos nos sentimos identificados con la mayoría de canciones que escuchamos, y esta es una con las que yo me siento más identificado. Sin más dilación, os dejo con el video. ¡Hasta otra!

video


jueves, 18 de febrero de 2010

La Soledad

La soledad es despertarte por la mañana y ver que hay media cama vacía.
Es comprobar que los sueños son solo eso, sueños.
Es retrasar 5 minutos el despertador para volver a ese mundo sin sufrimiento.
Es desayunar rápido para no llegar tarde y empezar el día con mal pie.
Es elegir la ropa con la que te sientas cómodo y con la que los demás menos te van a criticar con la mirada.
Es ir por la calle y que nadie te mire.
Es llegar a tu destino sin haber saludado a nadie.
Es pasar la jornada de trabajo solo hablando con formalidades, y alguna conversación coloquial sobre el trabajo.
Es volver a tu casa lo antes posible porque el camino es un espacio de tiempo muerto, en el que no haces nada.
Es cruzarte con alguien por la calle con alguien a quien conoces y no saber si saludarle por si él no te devolverá el saludo.
Es saludar a quien te cruzaste por la calle y él no te contesta como si no te hubiera visto.
Es sentirte ridículo por pensar que le importabas.
Es llegar a tu casa y no encontrar a nadie que realmente le importas.
Es comer más por necesidad que por placer, aunque el placer en el paladar de algunas comidas te hace vivir durante unos momentos; momentos que luego se acaban.
Es tumbarte en el sofá y descubrir, una vez más, que no hay nada interesante en la televisión.
Es sacar el móvil y mirar mensajes de texto que pertenecen al pasado.
Es preguntarte que qué queda de esos mensajes al móvil.
Es un pequeño arrebato por llamar a esa persona, arrebato que reprimes rápidamente.
Es sentir que no has aprendido nada por tener todavía esos sentimientos.
Es sentirte tonto, débil y despreciable.
Es entrar al Messenger y no encontrarte a ningún amigo, o encontrarte a unos pocos, pero no te apetece hablar con ellos.
Es esforzarte por contarle como te sientes a un amigo.
Es que tu amigo para animarte te diga cosas que ya sabías, que no te sirvan para nada o que dentro de un tiempo estaré bien; pero no te ayuda en tu problema.
Es darte cuenta de que los amigos no están para cuando te sientes solo.
Es abrir los ojos y ver que no tienes amigos de verdad.
Es ponerte a mendigar amor en cualquier canal de televisión o en Internet, y finalmente perder solo el tiempo en algo improductivo desde el principio.
Es sentir la necesidad de tener a una persona delante, de confianza, que sepas que te entiende, que desee ayudarte pero que no te vea como un alma en pena, alguien desamparado y desesperado; buscar a una persona así y no encontrarla.
Es necesitar calor humano, como un simple abrazo.
Es hacer cualquier cosa excepto tus obligaciones porque no tienes fuerzas para ello.
Es sentirte mal por sentirte así y por no haber hecho tus obligaciones, además de por haber perdido todo ese tiempo.
Es acudir a la familia como último recurso.
Es escuchar como tu familia aprovecha te hecha en cara las cosas que no les gustaba que hiciste.
Es odiar tu tierra natal y tus raíces.
Es mirar en tu interior, en el fondo de tu corazón y ver que solo ver que hay un enorme vacío, todo negro y muy frío, que absorbe todo tu cuerpo y te da una sensación de opresión e implosión al mismo tiempo, opresión sobre el pecho e implosión de que ese enorme agujero negro absorberá todo.
Es esperar que mañana ocurra algo que elimine tu soledad.
Es dormir.
Es morir.

lunes, 15 de febrero de 2010

Zits 13, los videos que nos hacen "gracia"

(Click en la imagen para agrandar)


Para iniciar la vuelta a las clases universitarias y a la vida “normal” pongo algo ya tradicional en este blog, una tira de Zits. Y digo normal porque el cuatrimestre pasado no es que fuese muy normal que digamos, se ha reflejado mucho en el contenido de las últimas entradas y sobretodo en la frecuencia de publicación. Pero vuelvo a las andadas, ahora que tengo tiempo libre, principalmente porque he dejado de jugar a WoW, llevaré un ritmo de actualización como en los buenos tiempos.

Sobre la tira, bueno, esta situación con mis padres la he vivido muchas veces, pero no exactamente así, sino viendo la televisión yo me río muchísimo de algo que a ellos no les hace gracia o incluso les molesta. Cómo cambia el sentido del humor entre las personas, sobretodo entre generaciones.

Y hablando de diferentes sentidos del humor entre las personas, no me aguanto en poner este video. Va principalmente por Espe y Paco, que fueron los frikazos que me lo metieron en la cabeza, y aunque tampoco es que me haga mucha gracia sí me río mucho por la tontería que tenían estos dos. Cantnoy, espero que no me mates por esto. GET ON MY HORSE!!



Por cierto, para que quede claro: NO me gusta ese tipo de música. En la versión que me pasaron a mi salía la canción tres veces seguidas, es decir, que se puede repetir infinitas veces que nunca parecerá que tiene final, pero yo os pongo ésta porque está traducida, para mancos que saben poco inglés como yo.

Cuidáos y darle ha los codos. ¡Nos vemos pronto!

P. D.: he restringido los comentarios anónimos porque en los últimos días he recibido mucho spam en el blog, y aun poniendo que se necesite introducir letras no he conseguido evitar nuevo spam; a ver si así funciona, porque el que se atreva a hacer spam con una cuenta de Google le quito la posibilidad de entrar al blog. Para que entendáis a qué tipo de comentarios me refiero, mirad en el menú del blog, donde los comentarios recientes. Para que entendáis a qué tipo de comentarios me refiero, mirad en el menú del blog, donde los comentarios recientes. Por lo que me ha contado Cantnoy a ella también le pasa lo mismo en su blog, así que a los que tengáis este problema os recomiendo esta medida.

Edit: He reabierto los comentarios anónimos pero hay que poner palabra de verificación para los mismos. Los que tengáis cuenta de google no os debería afectar esto. Si no funciona haré lo que he puesto antes.

martes, 9 de febrero de 2010

El Oscuro Pasajero

Me llamo Dexter y no estoy seguro de lo que soy. Sé que hay algo oscuro dentro de mí, y lo escondo. Nunca hablo de ello, pero está ahí, siempre. Es un oscuro pasajero, y cuando él toma el control me siento vivo, harto de la emoción del que hace algo que no está bien. Y no me opongo, no quiero hacerlo. Es lo único que tengo. Nada más podría amarme, ni siquiera… ni siquiera yo mismo. ¿O es sólo una mentira que me cuenta el pasajero oscuro? Porque últimamente hay momentos en los que siento conexión con algo más, con alguien. Como si la máscara se esfumase, y las cosas y las personas que nunca me habían importado empezaran a importarme. Todo esto me da mucho miedo.


Forma parte de un capítulo de la serie Dexter. No os cuento el contexto para que los que no hayan visto la serie. Os la recomiendo a todos. Dexter es un miembro de la policía de Miami, especializado en interpretar las marcas de sangre dejadas tras un asesinato. Pero tiene un secreto: desde que tiene memoria tiene un instinto asesino. Su padre, ya muerto, que era también policía de Miami le enseña a canalizar ese instinto asesino: le enseña un “código” en el cual destacan dos cosas, una es que no le descubran, y la otra es que solo debe matar a gente que se lo merezca y que hayan conseguido evadir a la justicia (asesinos principalmente). Es como Kira en Death Note, solo que 100% realista y mata por necesidad. Lo interesante de la serie es ir conociendo al personaje y su entorno, conocerlo conforme el va descubriendo cosas nuevas de él, como evoluciona, y sobretodo sus pensamientos, lo que piensa él de lo que hace (como en Death Note). Es un tipo pensativo, frío y calculador, pero ante el resto de la gente se muestra como una persona corriente y mentir a todos es parte de su rutina. Hasta ahora en España solo han salido 3 temporadas, la 4ª ya ha sido emitida en EEUU y no falta mucho para que llegue a España. Yo os recomiendo que la veáis, así que os dejo un link aquí: http://www.seriesyonkis.com/serie/dexter/

La serie está basada en un libro, el oscuro pasajero. Tengo mucho interés en leer ese libro, aparte de por el sobresaliente argumento, porque normalmente de un libro a una serie se pierde mucho y me pregunto cuán bueno debe ser el libro para que el resultado en la serie sea tan bueno.

He puesto ese trozo de la serie no para hablar de la serie, sino porque ahora mismo me siento muy identificado con eso.

Cuidaos mucho. ¡Hasta luego!

jueves, 21 de enero de 2010

Claro de Luna de Debussy

(Recomendación: escuchar mientras se lee la entrada)


Ayer, al escuchar esta canción de repente me vinieron a la cabeza todas esas respuestas que llevaba tiempo esperando. Como un libro recién comprado que todavía huelen las páginas a imprenta, o cuando abres un tarro o una lata de pringles y oyes ese ¡flop! tan sutil pero que se oye perfectamente. Pues así me vino a la mente.

Ahora estoy en una etapa de mucha reflexión y por tanto mucho cambio. Lo requería. Por eso actualizo tan poco y tan escuetamente. Quizás algún día hable un poco más de esto, pero dudo mucho que me extienda en exceso.

Qué importante es cambiar, y sobretodo hacerlo A MEJOR. Es tan subjetivo cambiar a mejor que cuesta mucho saber si lo estas haciendo o estas cambiando a justo lo contrario. Tienes la sensación de que va bien, obtienes respuestas y resultados... Pero resulta ser una gran mentira. Y tanto tiempo para nada, a la basura...

Ahora mismo me siento como en un lago sin ver la orilla, con un agua que es demasiado viscosa para ser agua pero no tanto como un fluido asqueroso, sino más bien algo suave y deslizante pero que no se queda tan indifente a mis pasos como lo haría el agua, y con ese agua rodeándome por un poquito más encima de la cintura. Y de fondo, un cielo azul muy morado casi violeta sin árboles, tierra ni nada de fondo, solo el cielo; pero con unos pequeños entes de luz, muy pequeños y no muy abundantes, que por alguna razón son una manifestación material o al menos visual de la melancolía.

Melancolía, esa es la palabra más acertada.

Me he dado cuenta que para conseguir lo que uno realmente quiere tiene que sufrir. Y yo desde mi visión absolutamente optimista de la vida no quería entender eso. Pero ahora lo entiendo y, no me molesta demasiado saberlo porque, una vez aceptado te das cuenta que lo que ganas, como es realmente lo que te importa en la vida y lo que le da sentido, el dolor y el sufrimiento es simplemente algo necesario pero no lo importante.

Como leí u oí en algún lugar: Nadie quiere morir, todos queremos dejar de sufrir.

Ahora lo entiendo. El sufrimiento es necesario para vivir, si no sufres es porque no vives. Fijáos en los que evaden mucho el dolor, parece que no viven en este mundo, que están muertos. Pero si aceptas que tienes que sufrir, esforzarte, entonces puedes utilizarlo para conseguir lo que te importa y darle por fin sentido a esto de la vida.

Elegid bien con lo que esforzarlos y sufrid mucho por ello, pero luchad hasta conseguirlo. Solo entonces estaréis vivos.

Y mientras sufres, pero no consigues nada: melancolía.

lunes, 4 de enero de 2010

Ayer

Ayer, todos mis problemas parecian tan lejanos...
Ahora parece como si estuvieran aquí para siempre.

De pronto, no soy ni la mitad del hombre que era antes.
Hay una sombra se cierne sobre mí.
De pronto llegó el ayer.

¿Porque tuvo ella que irse?
No lo sé, ella no me lo quiso decir.
Yo le dije algo que no debía; ahora anhelo el ayer.

Ayer, el amor era un juego fácil de jugar...
Ahora necesito un lugar donde esconderme.