viernes, 27 de febrero de 2009

Zits 10

¿Quién de vosotros NUNCA se ha avergonzado de sus padres ante sus amigos?

Lo siento, hoy no estoy muy motivado para escribir, llevo casi toda la semana enfermo. Cuidaos mucho, en esta época de entretiempo el frío puede engañaros como a mí. Hasta pronto!

domingo, 22 de febrero de 2009

¿Cuál es? - Preguntas y respuestas de la vida

¿El día más bello? Hoy
¿La cosa más fácil? Equivocarse
¿El obstáculo más grande? El miedo
¿El mayor error? Abandonarse
¿La raíz de todos los males? El egoísmo
¿La distracción más bella? El trabajo
¿La peor derrota? El desaliento
¿Los mejores maestros? Los niños
¿La primera necesidad? Comunicarse
¿Lo que más feliz hace? Ser útil a los demás
¿El misterio más grande? La muerte
¿El peor defecto? El malhumor
¿La persona más peligrosa? La mentirosa
¿El peor sentimiento? El rencor
¿Lo más imprescindible? El hogar
¿El regalo más bello? El perdón
¿La ruta más rápida? El camino correcto
¿La más linda sensación? La paz interior
¿El resguardo más eficaz? La sonrisa
¿El mejor recuerdo? El optimismo
¿La fuerza más potente del mundo? La fe
¿Las personas más necesarias? Los padres
¿La cosa más bella de todas? El amor

Madre Teresa de Calcuta

Estas preguntas y respuestas me las pasó mi madre, hace algún tiempo. Al igual que ella me ha pasado muchas de las historias que puse en las entradas de la etiqueta "tenemos un problema". Así que desde aquí le doy las gracias, aunque sé que no le va a llegar, no importa :P

Algunas de las respuestas a esas preguntas son tan ciertas que, con solo una palabra da miedo ver como la respuesta está completa. Cuando intento explicar a una persona algo, lo que sea, lo más normal es que sean muchísimas palabras, y la mayoría de los casos seguro que no consigo el mismo efecto que estas frases.

Y es que es innegable que "lo más fácil del mundo es equivocarse", ya que si desconoces algo, cuando tratas acercarte a ello lo más normal es que te equivoques, pero así aprendes. Sin duda alguna muchas de las barreras psicológicas que nos ponemos nosotros mismos, "nuestro mayor obstáculo es el miedo"; miedo a quedar en ridículo, a que una persona se aleje de ti, a hacerlo mal, a hacer daño, etc.

De los que más me han gustado es el de "la raíz de todos los males es el egoísmo". Pensadlo. Hoy día quien no es lo suficiente egoísta es víctima y los demás se aprovechan de él, por eso hay tanto egoísmo, y por eso hay tantos males. Cuanto más egoísta, más piensas en ti mismo, y por tanto menos contemplas lo que puedan querer los demás, por eso eres más propenso a hacerles daño, porque ni te das cuenta de que les haces daño al pensar en ti. Es inevitable. Lo que sí que es evitable es el nivel tan alto de egoísmo que hay.

¿Sabéis qué? Todas estas frases las dijo la misma persona. Una persona muy famosa, por cierto. Pero por ahora no quiero decir quién es. La pondré junto al título cuando publique la próxima entrada. Y, ¿por qué? Porque quiero ver vuestra opinión personal acerca de las frases, sin que influya la opinión que tenéis sobre la persona en cuestión, ya que esa influencia siempre, en mayor o menor medida, es inevitable.

Espero vuestra opinión. ¡Nos leemos!

martes, 17 de febrero de 2009

Compilation of Final Fantasy VII




Hoy me apetece hablaros de una de las mejores sagas de videojuegos: Final Fantasy. Y más concretamente la más famosa y seguida de todas ellas, Final Fantasy VII.

Cualquiera que esté algo sumergido en el mundo de los videojuegos conocerá a sus protagonistas (a no ser que a los únicos videojuegos que juegues sean de deportes o de lucha). El protagonista, Cloud, ese chico rubio con una espada muy grande y ancha. Y el gran enemigo, Sefiroth (o Sephiroth), con esa katana enormemente larga y pelo plateado que le llega hasta la cintura.

Pues bien, como gran admirador de esta saga, voy a dedicar toda la entrada a ella.

Allá por 1997, una compañía llamada Squaresoft lanzó para PlayStation y ordenador Final Fantasy VII. Fue la revolución de los videojuegos. Aquí, en España, donde el género del rol era completamente desconocido, causó un gran impacto y creó un gran número de seguidores. Sorprendió por varios motivos. Uno de ellos es por la alta calidad gráfica que tenía el juego. Para entonces el sistema operativo más moderno que había era Windows 95, y sorprende pensar que pudiesen crear con los medios que disponían unas secuencias de video con tanta calidad. Aquí tenéis una muestra.



La historia trata sobre una situación futurista (siempre dentro de un contexto de fantasía) en la que una compañía eléctrica, Shinra, es la mayor fuerza de poder y lo controla todo. Así, quiere expander su influencia a todo el mundo, con la excusa de que con su energía tan barata, facilitaría la vida de todas las personas. Y se propone conseguirlo por las buenas o por las malas. Para la segunda forma tiene un cuerpo militar llamado SOLDADO, en el cual estaba alistado antes el protagonista, Cloud. Pero este finalmente deserta y se une a una organizacion terrorista anti-Shinra llamada Avalancha, a la que pertenecen Barret y Tifa, cuyo fin es destruir todos los reactores que generan la energía. Conforme avanzas en el juego, descubres que la energía que utiliza Shinra provoca que el planeta se esté debilitando y apunto de alcanzar su destrucción. Por el camino conoces a personajes muy importantes como Aeris; o el mismísimo Sephiroth, el cual también pertenecía a SOLDADO pero desertó, aunque por una causa bien diferente que la de Cloud.

Como buen juego de rol, tiene magias, las cuales tienen una explicación "lógica" (siempre dentro de un contexto de fantasía); y las invocaciones, criaturas extraordinarias las cuales llamas en batalla para que te ayuden.

Otra característica muy notable de este juego es su escasa linealidad. Hay una gran cantidad de cosas que puedes hacer que están fuera de tu misión principal. Esto, en 1997 estaba apenas visto, puesto que los juegos de plataformas y más aún los de deportes ofrecen poca variedad de juego, frente a lo que este juego presentaba.

Así, tras el grandioso éxito cosechado, sobretodo en Japón, y junto al éxito en las posteriores sagas de Final Fantasy (Final Fantasy VIII, IX y X), la compañía creadora de este videojuego quiso completar la historia que partió de Final Fantasy VII, ya que a pesar de la larga duración del juego, dejaba muchas incógnitas sin resolver, tanto de la historia principal como de otros personajes. Así se formó el proyecto "Compilation of Final Fantasy VII".

En 2004 salió al mercado el primer juego que seguía esta saga, llamado "Before Crisis: Final Fantasy VII". Concurre 6 años antes del inicio de la historia del juego. Así, lo vemos todo desde el punto de vista de los Turcos, una de las facciones militares de la compañía eléctrica Shinra. Este juego no tuvo mucho éxito ya que solo fue lanzado para móviles. Tras el poco éxito cosechado en Japón, decidieron no sacarlo por América y Europa. Una lástima.

Al año siguiente, 2005, hicieron la mayor obra en cuanto a gráficos se refiere de la saga "Compilation of Final Fantasy VII". Se hizo una película, Final Fantasy VII: Advent Children. La película, en la cronología del juego, se sitúa años después del final del juego original Final Fantasy VII, cuando has acabado el juego y todo parece que ha acabado. Aquí se cierran algunos cabos sueltos que se dejaron en el juego. Aunque lo mejor de la película sin duda es ver a todos los personajes del juego, que en el juego eran puros polígonos, a verlos con una calidad de detalle increíble. Es muy probable que muchos de vosotros hayáis visto la película sin haber jugado al juego, al igual de probable que no entendiéseis muy bien de lo que sucede en la película, y es consecuencia de que no habéis jugado al juego. Al igual que ocurre con las películas que nacen de un libro, una película que nace de un videojuego solo la puedes entender bien si has jugado a su correspondiente videojuego.

Fue un auténtico regalo para los seguidores ver con una calidad de detalles casi real a Cloud, Tifa, Sefiroth, Bahamut, Reno, Ruda y todos los personajes del juego.

Ese mismo año, cuando la película fue vendida al público, llevaba un DVD de extras, y entre esos extras estaba la siguiente parte del proyecto "Compilaton of Final Fantasy VII". Esta vez se trata de una OVA (Original Video Animation) situada cronológicamente dos años antes del contexto del juego original. Esta OVA, llamada Final Fantasy VII: Last Order, revelaba parte de los sucesos acontecidos muy relacionados con la historia de Cloud.

Para cualquier seguidor, y más si le gusta en anime, da gusto ver en forma de anime a los personajes. Para los que hayáis jugado el juego original os dejo aquí mismo los videos, desde youtube. Su duración es tan solo de 25 minutos, así que no tiene pérdida ninguna. Y para los que no hayan jugado al juego original y tengan intención de hacerlo, les aconsejo que no la vean hasta que complenten el juego, ya que haría de spoiler y además puede que ni la entendáis. (Sí, Cantnoy, va para ti. XD)








La siguiente entrega de Compilation of Final Fantasy VII fue un videojuego para PlayStation 2 puesto a la venta en 2006: "Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII". Transcurre tres años después del juego de PlayStation 1. Aquí, controlamos a Vincent Valentine, y a través de sus disparos intentaremos solucionar los nuevos conflictos surgidos. Además, los creadores del juego nos muestran, a petición de los fans, más sobre la vida personal y el pasado de Vincent. A diferencia del juego original, este no es de rol, sino de acción. Este juego también salió para móviles, pero solo en Japón y América, con el nombre de Dirge of Cerberus Lost episode.

Este es la única parte de la saga que no he jugado, pero eso lo solucionaré rápidamente este verano, cuando por fin vuelva a casa y tenga tiempo más que suficiente para pasármelo. ¡Estoy deseando! Por eso, no puedo hablar mucho más de este juego. Al igual que las otras partes de la saga, no tiene mucho sentido jugar a este juego si no has jugado antes al juego original, ya que no entiendes muchísimas de las cosas que ocurren (lógico). Yo en su tiempo tuve que hacer un esfuerzo sobrehumano para no jugar a ese juego antes de jugar al original, pero ahora que he jugado al original sé que merecerá la pena y lo disfrutaré más. (También hay que decir que mis ansias de jugar a ese juego las calmé jugando a otro Final Fantasy, el 8, JAJA, XD).

Y para acabar, el año pasado, 2008, salió para PSP el que por ahora es el último juego de la saga, "Crisis Core: Final Fantasy VII". En este juego nos ponemos en la piel de Zack, miembro de Shinra, concretamente de SOLDADO. Zack es un joven lleno de fuerza y juventud, pero esa misma fuerza y juventud le impide tener la cabeza fría, por lo que es un poco alocado. (Sí! El primer FFVII cuyo personaje principal no es un tipo serio!) Aquí descubrimos y comtemplamos como poco a poco la situación va cambiando y agravándose cada vez más. El juego acaba cronológicamente poco antes del principio del juego original. Así podemos ver porqué Cloud y Sephiroth llegan a la situación que llegan cada uno en sus asuntos y sus propósitos personales, además de una infinidad de detalles de otros personajes del juego y curiosidades. No es un juego de rol por tiempos puros y duros, sino más bien rol-acción, al estilo de Kingdom Hearts. A mi me parece un modo de juego mucho más divertido e innovador, las batallas son más "reales" y se aproxima más a lo que podemos ver en la película o la OVA. A mí es la parte de la saga que más me ha gustado, y es que al solo ver las cosas detrás de la mente de un personaje ha hecho que me sienta más como él, que me vuelque más en el personaje y comprender así muy bien como se siente; cosa que en mi opinión falta en el juego original, ya que no profundiza tanto en la personalidad de los personajes. Muchas fans lo acusan de ser excesivamente lineal, pero yo lo prefiero porque, si algo caracteriza y da valor a todos los Final Fantasy, es su argumento, su historia.

Como he dicho en todos, no jugad a este sin haber jugado al original primero.

Por cierto, este juego después de jugarlo lo he explotado, es decir, que he hecho todo lo que se puede hacer. Para los que lo hayan jugado me refiero a que he completado todas las misiones, tengo todas las invocaciones, todas las materias y todos los accesorios, de forma que equipándome con los accesorios y materias debidos tengo un personaje practicamente perfecto. :P No lo digo para presumir, sino para desde aquí invitaros a que en forma de comentario me preguntéis cualquier duda de cualquier cosa acerca del juego, que gustosamente la contestaré. ^^


Así que, por todo lo que os cuento, quien sea aficionado a los videojuegos le aconsejo firmemente que entre en este mundo de Final Fantasy. Y a todo el que tenga alguna duda sobre cualquier juego, que no dude en preguntármela. ¡Hasta luego!

jueves, 12 de febrero de 2009

Zits 09. Fin de la época de exámenes


Cuando llegue a mi casa me va a pasar algo tal que así, ya que llevo tres semanas sin volver a casa y tengo una cantidad de ropa sucia acumulada enorme. En la residencia hay lavadora, pero paso, soy muy vago, jajaja. Dios, he hecho la maleta y si le meto un calcetín sucio más explota.

Sheee!!! ¡Por fin acaban la época de exámenes! Que no es lo mismo que todos los exámenes, porque todavía me quedan otros dos que están fuera de las fechas. Pero bueno, yo me hago el feliz. ^^

El balance ha sido positivo, aún sin saber todavía una nota. 3 aprobados: teoría del derecho, historia del derecho y matemáticas. 2 suspensos: estadística (injustamente, acordáos de la entrada anterior) y romano, éste último porque es el último y no me dio tiempo de estudiarlo en dos días. Aún así me ha dolido un poco porque de 30 preguntas he acertado 18, y el mínimo era 20. Pero en fin, sabía que no iba a aprobar. Además de todas estas notas, falta la de introducción a la economía, que, según me ha dicho la delegada, el profesor todavía no ha comenzado a corregir. :S

Ahora este fin de semana, a jugar a DDR con Cantnoy y demás vaguedades. Como jugar a la PSP, por ejemplo. Por cierto, este domingo va a acontecer un hecho terrible: me voy a despedir de mi PSP. En un acto de generosidad poco propio de mi (no porque sea egoísta, sino por la cosa dejada), voy a dejar durante tiempo indefinido mi PSP a Cantnoy. NOOOOOO!!!!!! Pero antes, como despedida, este fin de semana ella y yo (mi PSP y yo) vamos a pasar un fin de semana romántico, con nuestros jueguecitos hasta las tantas de la noche, con la luz apagada y solo con una tenue luz (la de su pantalla) despidiéndonos hasta verano, probablemente.

Y como dice el refrán: "a falta de PSP, buenas son entradas." Así que el blog recibirá actualizaciones por un tubo. Además, intentaré volver al hábito de leer, hacer algo de ejercicio y tocar el piano de la residencia (esto último es a lo que más ganas tengo). Espero que a vosotros os haya ido también bien en vuestros estudios. Bueno, la PSP me espera, que quiere que pasemos mucho juntos antes de la despedida. ¡Hasta luego!

viernes, 6 de febrero de 2009

Crítica a los profesores malos de universidad y malos estudiantes universitarios. Crítica a las personas inmaduras. Reflexión de un universitario.

Aviso que esta entrada es muy larga, seguramente demasiado para ti. Vuelve en otro momento, cuando no tengas nada más pendiente que hacer. Si no se te hará pesado, porque no estás todavía preparado. Cuando estés cabreado estarás preparado para leer esta entrada. Hablo en serio, déjalo ya, ni empieces con la siguiente frase. Coje el ratón y mira lo larga que es. ¿A qué esperas?

Hoy he hecho el cuarto examen, el cuarto de mi carrera, de mi vida como universitario. Creo que ha sido ahora, en la época de exámenes cuando me estoy adaptando a la universidad, y cuando de verdad estoy aprendiendo algo, porque en las clases se va a escuchar o copiar, no a aprender, al menos en la grandísima mayoría de mis clases.

Una de esas clases es Estadística. Cuando llegué a la primera clase de estadística, el profesor me hizo mucha gracia. Era el típico profesor con los pelos a lo loco, como Einstein, con bigote pero sin calva. Y cuando comenzó a hablar comprobé que su personalidad es tan caótica como su apariencia. Quiso poner unas diapositivas en power point en la clase, y al parecer el hombre no tenía mucha idea y estuvo el conserje de técnico un cuarto de hora hasta que al final pudo.

En la siguiente clase, cuando ya entrábamos en materia, empezó a explicar en la pizarra. Hablaba para él solo, sólo se entendía él. Llenaba la pizarra de números, con un desorden y un caos que ninguno de mis profesores del instituto ni la escuela me habían mostrado. ¿Y ese hombre era profesor de universidad?

Después de ir a cuatro o cinco clases y darme cuenta que en ninguna de sus clases me iba a enterar de nada, dejé de ir. El profesor luego nos dejaba una copia a los alumnos de sus diapositivas para que nos las fotocopiásemos y pudiésemos estudiar en casa, ya que eso es lo que entraba, y no el libro que nos hizo comprarnos y que no utilizamos en todo el curso. Además, dejaba una relación de problemas para practicar lo que caería en el examen.


Allá por Diciembre, cuando llevaba miles de clases de Estadística sin entrar, y por supuesto sin estudiar por mi cuenta las diapositivas, me di cuenta que no iba a aprobar si no hacía algo al instante. Por consejo de los de segundo curso, me apunté a una academia.

La verdad es que siempre me he preguntado porqué los profesores no dan las clases para los alumnos. Hay muchísimos profesores que dan las clases a su libre albedrío testicular. Y eso me toca los testículos. No entiendo como algunos profesores tan buenos como los de una academia no tienen la oportunidad de poder dar clase en la universidad, pese a que lo intentan y se frustran al darse cuenta que entran los familiares y amigos de otros profesores. Pero en ese tema no entro.

Lo que quiero decir es que en dos meses y medio de academia, he aprendido mucho más que la gran mayoría de los de mi clase. ¿Por qué? Porque allí nos explican las cosas como son, y no tanto teorizar y suponer que lo entendemos todo lo de antes para concluir en lo que realmente es importante y apenas se ve en clase.

No conozco a ninguna persona que haya hablado bien de nuestro profesor.

Como he dicho al principio de la entrada, hoy he tenido examen de estadística. El examen constaba de tres partes, una tipo test, otra problemas y la última prácticas. Las prácticas de ordenador eran básicamente excel, y yo en eso no he tenido ningún tipo de problema. En los problemas, ya ves, me hinflé en la academia a hacer problemas, entenderlos e interpretarlos. Pero el test, ¡ay el test! Es la mayor penetración anal que me han hecho en la vida. Lo que ha puesto en el test no lo ha puesto nunca en sus clases ni en sus apuntes. La gente se ha quedado a cuadros. Yo, que en la academia ya me habían preparado para muchas de esas preguntas extrañas que si al menos no ves una vez te suenan a chino iba mucho mejor preparado que la mayoría de los de mi clase. Y bueno, para cagarse era el exámen. Además, era el primer año que en el tipo test cambiaba de 3 a 4 opciones por pregunta; penalizando, evidentemente, las respuestas falsas.

En el exámen, le he preguntado al profesor varias veces dudas que tenía, más bien aclaraciones. Se quedaba empanado mirando el examen, se va hacia otro profesor y al rato me contesta la duda. Y es que ese hombre no tiene ni idea de lo que pone el examen. Cuando llevábamos media hora de examen a todo el que le preguntaba algo le decía que eso lo deberíamos de saber ya nosotros. ¡Claro! ¡Algo que no hemos visto nunca, al menos escrito de esa forma, lo vamos a saber!

Estoy seguro de que ese profesor no ha hecho su propio examen, y lo creo porque tampoco (y esto es seguro) ha hecho las hojas de ejercicios que él reparte en clase, sino que se las copió de otro profesor, el de ADE, porque los de ADE me enseñaron su relación de ejercicios y era exactamente la misma. Los de segundo curso me lo corroboraron.

Pero para más horror, descubrí que mi profesor en realidad no está doctorado! Imparte clase en la universidad y no es doctorado! Y eso, ¿por qué? Porque es el director de INE (Instituto Nacional de Estadística) de Murcia. Por nombre y no por hechos. Él no cobra casi nada comparado con los que sí son doctorados, pero él está ahí por el prestigio que da decir que además es profesor de universidad cuando tiene sus constantes reuniones en Madrid capital del INE, cuando en realidad de estadística, o al menos de enseñar estadística ¡NO TIENE NI PUTA IDEA! ¿Y quiénes pagamos eso? Los alumnos.

Es la primera vez he suspendido un examen habiendo estudiado muchísimo. Es la primera vez que noto que mis notas son injustas. Siempre he estudiado lo justo y necesario para aprobar sin esfuerzo, pero en la universidad me he dado cuenta que sin esfuerzo no se consigue nada, y, creedme, me he esforzado como nunca en mi vida lo he hecho. Y no sabéis como toca la moral que un incompetente te ponga un examen así y te joda a ti y a tus compañeros de forma inmerecida.

Y claro que puede hacer un examen así de injusto!! Libertad de cátedra!! Los profesores dan la materia que quieren, como quieren y el examen como quieren. Y como se la suda sus alumnos, ya que es profesor por el nombre que da y no por vocación ni nada parecido, no siente nada cada año que suspende a tanta gente por lo mismo de siempre. Los que han aprobado, la mayoría admiten que ha sido más que nada por suerte y voleo al marcar el test. Yo no he tenido esa suerte porque yo no he ido a echar la quiniela, sino a hacer un examen. Y todavía espero hacer el examen, ya que eso no es un examen.

Esta tarde he tenido el examen práctico, el de por ordenador. Pues bien. Si de cuatro partes constaba el examen, las dos últimas no las habíamos practicado nunca en las clases que habíamos dado. Los alumnos, cabreados, hartos y hasta los mismísimos hemos protestado, uno detrás de otro, uno preguntándole como se hace eso, otros directamente que no lo hemos dado. Al pricipio aguantaba el tipo, se lo ha explicado a varias personas. Luego, conforme se iba cansando, lo explicaba menos detenidamente. Después, una chavala que estaba justo a mi lado le ha preguntado y el profesor se le ha quedado mirando sin decir nada, ella le miraba, él le miraba, no se movía el profesor, ("qué situación más rara", pensé) y se dió media vuelta y pasó de la chavala!!! Los veteranos de segundo curso ya me habían contado que alguna vez hizo eso, pero verlo con mis propios ojos me ha impactado. ¡Un profesor que pasa de sus alumnos! ¡¿Pero eso donde se ha visto?! Al final, como veía que la gente no realmente no lo sabía, dijo en medio del examen "las dos últimas preguntas se anulan". ¡¿QUÉeeEEEee?! Eso era el golpe definitivo para mostrar su incompetencia. De cuatro preguntas que era la parte práctica, dos va y las quita al final. Es que me entra risa y todo, me río de él. Al final todos, por pequeñitos que éramos ante su poder, conseguimos ganarle, aunque solo fuese esa partida.

Claro, ahora me paro a pensar en lo que me decían los profesores de la academia, los veteranos de segundo y demás gente. Hace un tipo test así de jodido porque él mismo puso la norma de que los que no superaban el tipo test con la mitad de las respuestas bien, suspendían automáticamente. Claro! Así el gandul del profesor se ahorra tener que corregir la parte práctica y la parte de problemas del examen!!!

Venían todo el curso diciendomelo otras personas y yo no me lo creía. Muchos universitarios me avisaban de que la universidad no es como el instituto, que aquí aprueba el que al profesor le da la gana. Yo no podía creer eso. Mejor dicho, no quería creerlo. Pero hoy lo he comprobado.

Lo he oido muchas veces, pero es verdad: NUESTRO SISTEMA EDUCATIVO ESTÁ HECHO UNA MIERDA. Y si te paras a pensar a grandes rasgos, no solo el nuestro, sino el de todo el mundo. Es algo inminente que una persona con educación, con fomación, es una persona más madura psicológicamente y que puede aportar más a la sociedad.

Pero claro, eso antes no se sabía. Por eso toda la vida de dios han mandado los idiotas. Los idiotas siempre son los que han estado en el poder. Y eso lo sabemos todos. Aunque como lo tenemos tan tan tan oído no hacemos nada. Sabemos que el mundo se pudre, tanto físicamente (contaminación) como psicológicamente (vacío moral y gente sin personalidad). Es como lo de "hay guerra", sí, que nuevo, ¿verdad?

En fin. Tampoco con esta entrada voy a iniciar un movimiento revolucionario. De echo estoy escribiendo todo lo que pienso porque no tengo valor para decirselo al profesor a la cara, que es lo que debería. Como quiero desahogarme lo escribo aquí, esperando a que alguien me escuche. No se lo digo al profesor a la cara por eso de que te crucifican y no te aprueban nunca, que me han contado que lo hacen.

Veteranos de mi residencia me han contado que hay profesores que su forma de corregir era la siguiente: cogian el tocho de exámenes, los levantaba de la mesa, soltaba los folios y los que cayesen encima de la mesa estaban aprobados.
Otro caso es el de un profesor de una asignaturas de estas facilongas de libre configuración, a la que mucha gente se apuntaba para aprobar porque aprobaba a todo el mundo. Pues bien, el hombre hacía examen, como es lógico. Pero no necesitaba verlos para poner la nota. Cogía la lista de alumnos y empezaba por uno y ponía "tal alumno un 5, el siguiente un 6, un 7, 8 , 9, 10, 5, 6, 7... y así sucesivamente. ¿Qué pasó una vez? Que una alumna suya, que es de las que estudian muchísimo, le tocó uno de los 5, y un compañero suyo que siempre estaba de fiesta y emborrachándose que no estudiaba nada tuvo un 10. La chica cabreada fue con su madre y protestó. Finalmente, el profesor le puso un 10 a la chica.

Aunque el caso más extremo que he oído es el siguiente. El hermano de la persona que me lo contó (conocido en mi pueblo como el Bolo) le ocurrió que su profesor era catedrático, es decir, de los que cobran muchísimo porque saben más que los profesores de universidad corrientes, además de que el hombre sabe muchísimo de su materia. El caso es que el chaval que decía, cuando llegó a la primera clase, el profesor les dijo que de todos los que habían ahí (serían unos 100 aprox.) solo iban a aprobar seis o siete a lo sumo, y que por supuesto ninguno de ellos sería mujer. Eso refiriéndose a final de curso, porque el primer parcial nunca lo aprobaba nadie. Pues bien, el chaval que os digo, que es muy listo y al parecer aplicado, suspendió; y cuando fue a la revisión resultó que en realidad había sacado un 7, pero el profesor lo había suspendido porque dijo que en su asignatura nadie aprobaba el primer examen. Sí, tal cual suena. Hizo al chaval que se presentase a la recuperación, en la que sacó un 8.

Pues igual que pasa en la educación, en la universidad, así pasa en todo. Los que tienen el poder nos tratan como marionetas, y lo único que hacen es ponernos cada vez más obstáculos para conseguir llegar a ser alguien. Por lo pronto han conseguido que hoy día la persona que no tiene una carrera sea infravalorada. Y además la carrera que estudies debe ser práctica, porque si estudias algo tal que humanidades, arte o algo así, te aseguran un oscuro futuro. No me extraña que luego esas personas se aislen tanto socialmente, no es casualidad.


Hoy día se premia ser idiota. Vivo en una residencia donde lo más normal es emborracharse todos los jueves y sábados como mínimo, donde el que pone la música más alta es el que más mola, donde el que dice la tontería más gorda es el más querido por todos, donde el que "se tira" a más tías que nadie es el más admirado, y la tía que se lleva a su habitación a uno que conoció ese día es la guarra a la que todos le tiran los tejos. En una residencia no de estudiantes, sino de hijos de papá y mamá. Solo hay unos pocos que se trabajan lo que tienen. Pero sucumben ante la presión y se emborrachan, se lian unos canutos y se sienten unos "máquinas". Puros fantasmas que dicen que es de tontos estar siempre con la misma tía, que "es un coñazo aguantarlas" y que "te rayan" la cabeza. Claro, para ellos es mucho más fácil comprarse unos litros y chisparse, en lugar de estar una, dos o las horas que necesites hablando con tu novia para resolver el problema. Cuernos, borracheras, rollos de una noche, porros y lo que no son porros. Eso es lo que más se lleva entre la mayoría de la gente de mi edad, al menos en la Región de Murcia. Llego a mi residencia y ahora, cuando llevo cinco meses aquí viviendo me entero de que todas las residencias universitarias de Murcia tienen fama de ser una fiesta constante, aunque yo lo descubrí a los dos días de estar aquí: demasiado tarde.

La mayoría de la gente no lucha porque cuesta trabajo y esfuerzo. Un ejemplo claro lo vamos a ver aquí mismo. No creo que muchas personas hayan leido tanto, hasta aquí, de esta entrada sin aburrirse. Se verá reflejado en los comentarios. Símplemente se va a lo fácil. Dudo mucho que alguno de vosotros que estáis leyendo ahora mismo no haya visto lo largo de la entrada y ha estimado si le compensa ponerse ahora mismo a leerla o dejarlo para luego. Si hay alguno que ha seguido leyendo pese a mis provocaciones, al final de la entrada se reirá.

La idiocia de este mundo me ha vuelto a poner a prueba. Y reconozco que he estado apunto de caer en ella, de echo en cierto modo he caido, pero a mi manera: jugando horas y horas a la PSP o con el portátil de algún compañero, en lugar de ir a clases. Al menos no salía a matar neuronas, aunque eso sé que no es excusa.

Estaba en mi propio pozo, creado por mí mismo, ya que el pozo en el que se metían los demás no me gustaba, por muchas lucecitas y diversión que le ponían. Mi pozo era mío y allí no me molestaba nadie, y yo ponía las reglas como se me antojaban. Eso hizo que me aislara socialmente.

Pero por suerte tenía un pasado, unas personas que me quieren y me apoyaron y me ayudaron a salir. Aunque mi mayor aliado fue mi odio a la idiocia. Creo que me levanté y comencé a estudiar no por mi futuro, sino por diferenciarme de los que tanto despreciaba. Comencé a estudiar. Con los días, mi mente fue recuperando la destreza mental que perdió en junio tras selectividad.

Menudo cambio el de la universidad. Y yo que creía que ya había visto de todo. ¡JÁ! Lo que me queda todavía por descubrir. Y eso que solo estoy en el primer año, en el primer cuatrimestre.

...

Esto es una carrera, una carrera de fondo. Lo que ya me he aprendido me servirá para el futuro. Si hoy he suspendido un examen, todo lo que he aprendido para éste lo tendré ya para el siguiente, por lo que en el siguiente tendré lo de ahora y lo próximo que me estudie. Aprobado seguro.

Pero para ello debo sortear los obstáculos en forma de profesores incompetentes, compañeros que me distraen, idiocia, inmadurez ante una situación nueva y demás cosas.

... ¡JÁ! Y yo que creía que esto de la universidad iba a ser un paseo... Va a ser igual de emocionante que lo que ya he vivido. ¡No! ¡Más! Porque como he dicho esto es una carrera de fondo, es lo que ya he vivido, lo que ya he aprendido, más lo nuevo.

Ojalá que nunca deje de aprender. No me quiero estancar, no otra vez, quiero seguir aprendiendo y creciendo. Siempre se puede saber más. "El saber no ocupa lugar".

Superaré a la idiocia, la idiotez, la ignorancia o como quiera llamarle, y llegaré a la cumbre, a lo más alto. Ése es mi sueño. Y lo lucharé.

Y tú, que has leído hasta aquí, eso ya dice mucho de ti. Si realmente te vas a esforzar y vas a hacer algo por ti mismo, nos veremos en la cumbre. Y no te pongas escusas que de eso sabemos todos; ponte sueños, que esos son únicos, tuyos, y te definirán como persona.



Si vienes de leer solo el aviso de arriba, no leas nada de lo que está más arriba. Vuelve cuando publique una entrada de las de siempre. Para estas entradas todavía no estás preparado. Dudo que cuando leas la entrada entiendas porqué digo esto. Vamos, cierra la ventana ya y espera a la próxima entrada.